UCARAGÓN y la FABZ piden la rescisión del contrato con AVANZA

0
386

Con motivo de la celebración de la Semana Europea de la Movilidad, UCARAGÓN y la FABZ piden la RESCISIÓN del contrato con AVANZA

FABZ y UCARAGÓN, con motivo de la celebración de la Semana Europea de la Movilidad del 16 al 22 de septiembre de 2022, han lanzado un comunicado conjunto en el que solicitan, entre otras cosas, la rescisión del contrato con AVANZA por la incapacidad para gestionar el servicio, viendo como se alarga la huelga del bus urbano.

En el manifiesto también se trasladan varias consideraciones de ambas organizaciones sobre la movilidad en la ciudad de Zaragoza.la necesidad de transporte de alta capacidad y la resolución del problema del transporte en las zonas periféricas e industriales, entre otros muchos elementos.

Manifiesto conjunto de UCARAGÓN y FABZ en la “Semana Europea de la Movilidad 2022”

Desde el año 2000, del 16 al 22 de septiembre se celebra la Semana Europea de la Movilidad, impulsando a Europa hacia la movilidad urbana sostenible.

Se trata de la principal campaña de sensibilización de la Comisión Europea sobre movilidad urbana sostenible, con la finalidad de animar a las autoridades locales europeas a fomentar y promocionar medidas que favorezcan el transporte sostenible y animar a la ciudadanía a probar alternativas al vehículo privado, utilizando el transporte público y otras soluciones de transporte limpias e inteligentes.

El tema anual para este año 2022 es ‘Mejores conexiones’ con el objetivo de difundir los beneficios del uso de modos de transporte sostenibles.

En este marco las organizaciones Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) y Unión de Consumidores de Aragón, (UCARAGON) hacen público el siguiente manifiesto sobre la situación de la movilidad en la ciudad de Zaragoza:

La actual crisis económica, que ha disminuido considerablemente el poder adquisitivo de la ciudadanía, y el aumento de los precios de bienes y servicios, con especial incidencia en los productos energéticos y combustibles consecuencia de la guerra de Ucrania, lleva al ciudadano como consumidor a buscar estrategias para hacer frente a esta subida de precios de los productos energéticos. Pero, además de buscar el ahorro en su economía doméstica, los ciudadanos y ciudadanas cada vez están más concienciados de que su comportamiento influye en gran medida en el cambio climático.

Pero estos esfuerzos individuales, deben estar acompañados por políticas públicas que favorezcan una movilidad sostenible.  En la ciudad de Zaragoza llevamos varios años en una situación de letargo en la consecución de este objetivo.  Más allá de pequeños gestos como la adquisición de algunos nuevos vehículos de transporte públicos más ecoeficientes o las bonitas presentaciones de planes futuros, el Ayuntamiento de nuestra ciudad y el Gobierno de Aragón han dejado de lado las acciones necesarias para continuar el impulso que en su día tuvo la Ciudad para cambiar los modelos de movilidad hacia modelos más punteros y eficaces en la sostenibilidad.

Se han abandonado proyectos de transporte masivo como la línea 2 del tranvía.  No se ha dado respuesta a las necesidades de transporte público y masivo para los ciudadanos que deben desplazarse a sus puestos de trabajo en la periferia.  No se han desarrollado los nuevos planes de movilidad urbana que tantas veces se nos han anunciado.  No se han acometido las reformas de ordenanzas que respondan a los nuevos modelos de movilidad.

Por todo ello nuestra Ciudad se está quedando atrás.  Adormecida en los laureles de pasadas glorias y entumecida por la fragancia de los bosques, Zaragoza no está aprovechando las oportunidades que el empuje de los fondos de la Unión Europea y del Gobierno de España ofrecen.

La nueva normativa de Zonas de bajas emisiones, el cambio de paradigma de la movilidad con la descarbonificación y la ausencia de una reorganización de líneas y de modelo de transporte colectivo de alta capacidad. Pueden dar lugar a que Zaragoza se quede atrás del resto de ciudades europeas.

Asimismo, falta un modelo claro que potencie el acceso al comercio de proximidad y la carga y descarga con criterios de sostenibilidad.  Riesgo de la exclusión de barrios en periferia.

A todo esto, se suma la pasividad con la que el Ayuntamiento de Zaragoza contempla la nefasta gestión de la empresa concesionaria del transporte urbano por autobuses.  532 días lleva la empresa empantanada en un conflicto laboral que no sabe resolver.  Decenas de miles de horas de oferta de transporte público perdido que hacen que miles de vecinos y vecinas tengan que sacrificar su descanso o su dinero, en un problema que no parece resolverse nunca.  Es imposible que con esta empresa la Ciudad de Zaragoza pueda emprender ningún plan de potenciación del transporte público coherente y hace increíble cualquier anuncio por parte del gobierno de la ciudad en ese sentido.  Sin una gestión estable y creíble de futuro, no puede pedirse a los vecinos que cambien sus hábitos en favor del transporte público.  Un riesgo añadido es el de la exclusión del modelo colectivo de los habitantes de los barrios y poblaciones periféricas de la Ciudad.

Por todo ello planteamos:

Exigencias para una movilidad sostenible

    • En la Ciudad de Zaragoza y en su área metropolitana el transporte público debe convertirse en el modelo mayoritario de movilidad de los ciudadanos.
    • Los habitantes de Zaragoza y sus visitantes deben contar con una oferta completa y enlazada de todos los medios colectivos: Autobús, tranvía, metro, tren de cercanías…
    • El Ayuntamiento debe iniciar un expediente de RESOLUCIÓN del contrato de gestión del transporte urbano que gestiona la empresa AVANZA. Atendiendo al artículo 192 de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, que dice en su apartado 2

“2. Cuando el contratista, por causas imputables al mismo, hubiere incumplido parcialmente la ejecución de las prestaciones definidas en el contrato, la Administración podrá optar, atendidas las circunstancias del caso, por su resolución o por la imposición de las penalidades que, para tales supuestos, se determinen en el pliego de cláusulas administrativas particulares o en el documento descriptivo”

Entendemos que el tiempo de las penalidades parciales ha pasado.  La acumulación de días de conflicto y de horas de ausencia de los autobuses de nuestras calles, hacen necesario una postura más firme de los representantes de los intereses de la Ciudad.  Es decir, de la corporación municipal.

    • Se debe incrementar el descuento en los abonos de transporte, complementando bonificación del Gobierno central y hacerlo hasta fin de año 2022 y mas allá si fuera necesario.
    • Se deben modificar las ordenanzas municipales en Zaragoza para contemplar las nuevas formas de movilidad que se están implantando. Hay que completar la normativa estatal y exigir una circulación segura y correcta de patinetes, bicicletas, drones de carga, patines, etc.  Zaragoza era una ciudad que se propuso ser una ciudad que se camina, pero cada vez es más difícil.
    • Favorecer la compra en comercios de proximidad, para evitar el uso del vehículo privado para efectuar compras.
    • Completar de una vez una estrategia de movilidad valiente y decidida. Consensuada con los vecinos y las empresas para conseguir que Zaragoza de nuevo, se ponga a la cabeza de la movilidad del futuro.  Que además de buena para el planeta es, sobre todo, buena para las personas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here