Los barrios reclaman más mantenimiento y nuevo arbolado en los parques. EN LOS MEDIOS

0
181

Los barrios reclaman más mantenimiento y nuevo arbolado en los parques

Las asociaciones vecinales piden renovar el mobiliario urbano y aplauden que se haya reducido el ciclo de poda.

HERALDO DE ARAGON – 28/06/2021
L. LOZANO

Son poco más de las diez de la mañana y el parque de Delicias ya hace rato que está lleno de vida. Una mucho más tranquila y silenciosa que la que discurre en el exterior. Los ‘runners’ lo han atravesado como una exhalación a primera hora, para evitar el azote del sol, y quienes pasean ahora lo hacen con más calma. La pequeña Desirée aprovecha, bajo la atenta mirada de su abuela, para deslizarse por el tobogán de la zona infantil. La mujer, Rosa María, cree que debería limpiarse mejor. Y sobre todo que habría que controlar a los dueños de perros, porque ya se ha encontrado más de una sorpresa indeseada camuflada en la arena. Otro vecino, que observa cómo su nieta apura una bolsa de ganchitos, le da la razón.

Se acerca la hora del vermú, y en el parque de Torre Ramona, en Las Fuentes, un grupo de jubilados juega a las cartas bajo la sombra de un árbol, en una de las mesas de pícnic. Otro, más numeroso, acaba de concluir una partida de petanca. Mientras tanto, una mujer le enseña a su acompañante un vídeo de su teléfono móvil, una joven pasea a un pequeño can de color blanco y unos cuantos chavales juegan al pillapilla sobre el césped. «El paseo lo han reformado y está muy bien para los peatones, pero han quitado algunos bancos que deberían seguir ahí», apuntaba Pepe, sin quitar ojo de las cartas que lanzaban sus amigos sobre una página de periódico que les hacía la función de tapete. «Y algunos de los que hay aquí están rotos», añadía, señalando al que estaba justo al lado de sus compañeros.

Con algunas divergencias, la estampa en los 91 parques que se reparten por toda la capital aragonesa es similar. Cada día los utilizan pequeños, grandes y mayores, personas de todas las edades que encuentran en estas zonas verdes un espacio de socialización, juego, deporte o desconexión. Y todavía más con la llegada de la pandemia, porque muchos han optado en los últimos meses por incorporar este hábito a su rutina diaria. Como Ana María Esquisaba y su hija Irene Saz que, de nuevo en Delicias, explicaban que, aunque antes solían pasar el rato en las calles más céntricas del distrito, desde la covid han optado por un espacio más abierto y natural.

Un 26% más de presupuesto

De este cambio de tendencia es consciente el gobierno municipal, que hace tiempo que saca pecho de su gestión en el área. Con medidas como la renovación de trece zonas de juegos infantiles, la remodelación del parque Grande, el festival ZGZ Florece o el llamado Bosque de los Zaragozanos, que se postula para ser uno de los proyectos estrella de la coalición PP-Cs. Hay mucho a lo que meterle mano, porque Zaragoza cuenta con más 700 hectáreas de parques y zonas verdes. Y, después de tres años caducado, el contrato que gestiona su mantenimiento, cuidado y embellecimiento está a punto de renovarse.

A falta de conocer la oferta ganadora, el nuevo tiene un presupuesto de 20,1 millones de euros anuales, un 26% más que el anterior, y pretende abarcar más metros cuadrados y crear 67 puestos de trabajo. Está dividido en dos lotes y uno de los grandes objetivos, como ha relatado en varias ocasiones la concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca, es reducir el ciclo de poda de los árboles a cuatro años, frente a los 7,8 de la actualidad.

La adjudicación está ahora en fase de contratación. Se presentaron nueve empresas y, a falta de conocer cuál se hará finalmente con el servicio, los zaragozanos ya han marcado su particular hoja de ruta. Ya se sabe que cada quien tiene sus prioridades, pero las asociaciones vecinales siempre están al quite para sacar su lista de quejas y sugerencias y, en muchos casos, comparten reivindicaciones. En numerosos distritos se repite la necesidad de contar con unos parques y zonas verdes más limpios y cuidados, mientras que otros apuestan por renovar bancos, papeleras, fuentes y demás mobiliario urbano. La poda está a la cabeza en barrios como Casablanca o el Arrabal, donde también apuestan por mejorar la iluminación del parque Tío Jorge y habilitar una zona para hacer actividades en el vaso de las antiguas piscinas, así como por plantar nuevos árboles en Macanaz.

En La Almozara presumen de zonas verdes y aseguran que en los últimos años se han replantado árboles que faltaban desde hace tiempo, aunque también piden más mantenimiento, mientras que en Delicias creen que, en proporción con la población, no tienen suficientes. En San José enumeran una larga lista de trabajos que acometer en el Jardín de la Memoria, que aseguran que necesita limpiar sus muros, reponer árboles dañados y renovar la zona de juegos infantiles. En Torrero piden mejorar la zona de los pinares, con «mucha maleza y asilvestrada», modernizar el parque de La Paz e incrementar la limpieza en la zona del canal.

Pero tampoco se cortan a la hora de resaltar las bondades. En Miralbueno, por ejemplo, pese a que apuntan que todavía quedan bastantes alcorques vacíos, aplauden que ya se ha dado cumplimiento a la principal reivindicación: la poda. También en el distrito Centro hacen hincapié en este aspecto, mientras que en Santa Isabel destacan como «buena acción» la renovación de las zonas infantiles.

VER ARTÍCULO COMPLETO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here