La DGA/Salud o la incompetencia en relación a  la citación para las vacunas

0
229

La Comisión de Salud de la FABZ vemos con asombro cómo  la DGA está  solucionando  la citación  para la vacunación, y cómo ha ignorado la presencia de la Atención Primaria, o por lo menos no lo ha explicado. Debe saber la DGA:

La brecha la están armando ustedes al excluir a una parte de la población sin dar alternativas claras y seguras.

Las personas, sobre  todo aquéllas  que no manejan internet, que no tienen dispositivos  o línea y también  aquellas  inseguras,  van  a ir a sus Centros de Salud.

La forma  de citar  ahora  para  la vacunación  a través  de la app  y de la llamada al 902, que además es de pago, no funcionan bien. Así, los Centros  de Salud están desbordados  porque parece  que  no paran de recibir llamadas de gente que no puede contactar. La app tampoco está siendo efectiva, hasta 76 intentos nos dice  una  usuaria.

Desde el Centro de Salud se ha atendido telefónicamente a los diferentes colectivos que debían citarse a través de la plataforma Salud Informa para solucionar diferentes problemas:

Anulaciones, errores, responder dudas o quejarse por el mal funcionamiento de la aplicación o la falta de respuesta del 902 555 321, algo que no podíamos  resolver. Todo ello ha producido una saturación de las líneas telefónicas y la imposibilidad  de poder atender a los  pacientes del Centro de Salud.

La ocupación de las líneas telefónicas ha obligado a los pacientes a desplazarse a los Centros de Salud. Salud  informa cita a los pacientes pero, ante la  imposibilidad de cita por demoras en las agendas o dudas de los usuarios, derivan las llamadas al Centro de Salud. Todo ello provoca el enfado de los usuarios con los trabajadores de los Centros.

El aumento de líneas telefónicas no es la solución si no hay personas suficientes para atenderlas. Hay que insistir en que, además de la atención telefónica, en el Centro de Salud-Admisión se realizan otros trabajos:

-Citas de pacientes que vienen al centro con la formación de largas filas).

-Asignación de nuevos usuarios, cambios de médicos, modificación de datos (en estos momentos se están comprobando los teléfonos de todos usuarios que solicitan cita).

-Petición, envíos y recepción de historias clínicas de los pacientes.

-Registro y citas especialistas.

-Tramitación de preparación analíticas.

-Citaciones para respuestas de Interconsultas.

-Preparación etiquetas PCR.

-Citaciones  para vacunas covid a personas  mayores  de 80 años.

Están  aumentando los programas que  se deben  usar  y con ello los problemas  de lentitud o errores  en el sistema.  La Atención Primaria es el punto clave de la atención sanitaria, es pública.  Tiene  todos  los datos de las personas asignada s a la zona. Puede, a través de la información desde los Centros de Salud, ayudar a la ciudadanía más vulnerable.

Vemos cómo de una  manera  central está  el proceso  de la vacunación y se la aparta de su misión, con el desencanto y enfado de la población.

El olvido de la Atención Primaria  es clamoroso, al no disponer  ella  de los suficientes recursos  para  afrontar  los retos  que  tiene  por  delante y que ella tiene que resolver.

No es suficiente dar un teléfono a la persona usuaria y quitársela  de encima.  Es una  mala  acción  en contra  de la población  y en contra  de la Atención Primaria.

No vale que  va a venir  ayuda  de otras  corporaciones  y fundaciones. Para esto tienen que estar organizados. No tienen que venir  de fuera, no  lo necesitamos.

Vemos cómo de una manera o de otra se desprestigia a la Atención Primaria. En primer lugar, la Atención Primaria soporta la carga  de una consulta telefónica fatigante  y desmoralizadora para  el personal de los Centros de Salud y para la población. Por una parte, la población cree que no trabajan porque las salas de espera están vacías. Por la parte sanitaria tienen que trabajar con la incertidumbre de valorar sin tener a el/la paciente  delante  y poder ver la cara y explorar.

Estamos viendo el resultado de ello: el aumento exagerado de la lista de espera en la Atención Primaria, del cual habrá que hacer un análisis riguroso.

En segundo lugar, hay hospitalocentrismo, pues la Atención Primaria está bajo las gerencias de los  sectores.

Por todo ello seguimos reclamando una Atención Primaria que sea  líder en la asistencia y no se rompan sus características principales: continuidad, integralidad, longitudinalidad y la capacidad diagnóstica. Queremos una gerencia provincial de Atención Primaria con presupuesto propio. Una gerencia comprometida con los equipos de Atención Primaria y comunitaria con la población.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here