La AV La Paz pide soluciones frente a los actos vandálicos sufridos. EN LOS MEDIOS

0
222

Los vecinos de La Paz piden soluciones ante los repetidos actos vandálicos frente a su sede.

El colectivo vecinal quiere que el Ayuntamiento actúe para evitar que continúe la quema de contenedores.

HERALDO DE ARAGON – 16/06/2021
AIDA LUMBREAS

Los vecinos del barrio zaragozano de La Paz se despertaron el pasado 30 de mayo con la noticia de que los contenedores situados delante de la asociación vecinal habían sido incendiados durante esa madrugada. Esta situación no es nueva puesto que estos contenedores, situados en la calle Oviedo, han sido vandalizados tres veces en menos de dos años.

Desde la asociación condenan estos actos, que también se han dado en otros puntos del barrio, aunque en menor medida, y piden al ayuntamiento soluciones. Por ello han solicitado una entrevista con la consejera de Infraestructuras, Vivienda y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza, Patricia Cavero, ante lo que consideran una situación reiterada. “Lo que pedimos son soluciones, porque en este momento los actos de vandalismo son de una magnitud increíble”, expone José Luis Villalobos, presidente de la Asociación de Vecinos del barrio de La Paz.

Quema de contenedoresY es que a pesar de no tener que lamentar daños personales, el incendio causó cuantiosos daños materiales en el local, de propiedad municipal pero mantenido por los vecinos. Estos denuncian la inversión que han tenido que realizar para arreglar los desperfectos en la cristalería de la planta superior, que quedó totalmente destrozada por el incendio. De igual modo, tendrán que remodelar la fachada y reponer los carteles y tablones expuestos en la misma. También tendrán que volver a pintar el interior ya que las paredes están ennegrecidas a causa del humo.

Además, estas situaciones afectan al normal funcionamiento del local de la asociación de vecinos, ya que en la parte de arriba se encuentra una escuela de música y pintura para niños, con alrededor de 130 alumnos cada una. “Pese a la situación que hemos vivido de pandemia, la asociación ha estado funcionando”, comenta Villalobos, quien añade que estos incidentes causan “un trastorno no solo para la asociación sino para todo el barrio, que se beneficia de este espacio”.

Por eso, desde la asociación de vecinos proponen soluciones como el soterramiento de estos contenedores o colocar unos nuevos hechos de material ignífugo. “Incluso se podría colocar alguna cámara de seguridad para intentar pillar a los autores de estos actos”, expone el presidente de la asociación. Recuerda que estos actos también son costosos para el barrio en cuanto a los trámites que realizar. Además de la denuncia, tienen que hablar con todos los gremios para poder reestablecer la normalidad en la asociación, cosa que afortunadamente ya han conseguido en esta ocasión.

Respecto a la posibilidad de soterrar los contenedores, desde el Ayuntamiento de Zaragoza exponen que este tipo de contenedores se priorizan en zonas “donde no se pueden poner contenedores en la superficie” debido a la falta de espacio. Igualmente, supondría cambiar la ruta que los camiones normalizados para la recogida de este tipo de contenedores hacen cada día. También se necesitaría realizar una obra que incluiría el desplazamiento de tuberías y cableado. En cuanto a la colocación de contenedores ignífugos, exponen que quienes los vandalizan “añaden productos para acelerar la quema”, por lo que todo el interior del contenedor ardería de igual forma, aunque admiten que podrían ayudar a “contener el daño”.

Por último, recuerdan que durante la nueva licitación sobre los contenedores, que saldrá este año, “las empresas que se presenten podrán aportar mejoras” como contenedores con sensores de temperatura y alarma. Sin embargo, esto no evitaría el problema principal, que son “quienes se dedican a vandalizar contenedores”.

Un problema viejo

Sin considerar los daños que puedan causar a la propiedad privada, la quema y vandalización de contenedores supone para el Ayuntamiento de Zaragoza un gasto de más de 100.000 euros cada año. Reponer cada contenedor puede costar hasta 1.800 euros, dependiendo del tipo de contenedor y los daños sufridos.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza también recuerdan que la quema de contenedores es “un delito penado”, y que sin contar los daños personales y materiales que se puedan generar ocasionar “se ponen en riesgo las vidas de los bomberos y policías” que acuden ante estos incidentes.

VER ARTÍCULO COMPLETO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here