AV. Casco Viejo: No a la estigmatización del Barrio

0
350

Estimados/as vecinos/as de los barrios de Zaragoza:

Como vecinas del Gancho y miembros de la Red de Apoyo Vecinal del Gancho, nos preocupa mucho la estrategia policial con la que se están abordando los conflictos (provocándolos, en parte) y también la visión sesgada que están dando algunos medios de comunicación sobre lo que aquí pasa. Su intervención no es inocente, ya que se encargan de construir el discurso del miedo que el poder necesita para justificar sus actuaciones represivas y urbanísticas

Estamos orgullosas de ser gancheras. Somos diversas, somos valientes, somos supervivientes, y no desfallecemos ante las dificultades. Sabemos que somos más fuertes cuando estamos unidas. Hemos conseguido tejer redes de convivencia, entendimiento mutuo y respeto. Y ha sido gracias a los valores comunitarios arraigados en el vecindario desde hace mucho tiempo y al trabajo cotidiano y desinteresado de las personas que aquí vivimos.

Una de las primeras medidas del Gobierno de Azcón para el Gancho fue eliminar el servicio de mediación comunitaria que ejercía un importante papel de prevención y resolución de conflictos mediante los principios de la cultura de paz. Las actuaciones de los últimos días presentan un modelo opuesto y supone un paso más en el interés de los poderosos por mostrar este barrio como conflictivo.

Dicen que son operaciones antidroga, pero nos parece que son una excusa para devolver el estigma al barrio. No hemos visto que operaciones antidroga realizadas en otros barrios de Zaragoza hayan ido acompañadas de redadas masivas e indiscriminadas a sus vecinos y vecinas ni del desprestigio general de la zona en los medios, lo que hace daño también a los comercios que dan vida a nuestras calles.

Los problemas de infravivienda del Gancho son graves y han sido denunciados en reiteradas ocasiones por el Consejo de Salud de San Pablo. Hay propietarios usureros que cobran alquileres abusivos por viviendas en malas condiciones que se niegan a arreglar. Hay prácticas depredadoras de bancos e inmobiliarias que acaparan viviendas, muchas obtenidas tras desahuciar a la gente. En varios edificios falta acceso a servicios básicos como agua caliente, calefacción, electricidad, Internet para usos educativos y ascensor para personas mayores. ¿Por qué no se han atajado ya estos problemas?

Por todo ello, reclamamos:

Retorno de los sistemas de mediación y prevención de conflictos.
— Oportunidades de empleo de calidad.
— Ampliación de ayudas para quienes peor lo pasan.
— Fin de la infravivienda.
— Fin de la estigmatización en los medios de comunicación.
— Medios de comunicación comunitaria para expresarnos.

No caigamos en su trampa de cebarnos con el más débil

Por unos barrios populares unidos y pacíficos

WEB AV. CASCO VIEJO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here