Alegaciones contra la salida del Che Guevara del callejero de Zaragoza EN LOS MEDIOS

0
206

La AV Actur- Rey Fernando y la AV Barrio Jesús presentan alegaciones al cambio de nombre del Parque Che Guevara

Desde la Asociación Vecinal del Actur reclaman que el nombre de el parque y la plaza Che Guevara fue elegido por los vecinos y la AV del Barrio Jesús asegura que se había solicitado el nombre de Ana María Suárez, quien fuera vecina del barrio para un parque en el Barrio Jesús.

Parque Ana María Suárez Barrio Jesús

HERALDO DE ARAGÓN – AIDA LUMBRERAS – 26/08/2021

El equipo de gobierno PP-Cs en el Ayuntamiento de Zaragoza garantizó en junio pasado que finalmente cambiaría el nombre de la plaza y la calle Che Guevara, tras dos mociones aprobada en pleno. A finales de julio, en un pleno extraordinario, se decidió también que este parque pasaría a llamarse Teresa Perales, y la calle que lleva el nombre del guerrillero adoptaría el nombre de Ana María Suárez, víctima del atentado de Cambrils de 2017.

Esta decisión, que causó malestar entre los tres grupos de la oposición (PSOE, Zaragoza en Común, Podemos-Equo) también ha molestado a varias asociaciones vecinales, tanto en el barrio donde se encuentran dichos nombres, el barrio del Actur, como en Barrio Jesús, donde residía Ana María Suárez.

La Asociación Vecinal Puente Santiago-Actur solicitaba, en una respuesta al BOPZ (Boletín Oficial de la Provincia de Zaragoza), que “se deje sin efecto el cambio de denominación en la calle y parque Che Guevara. Argumentan que muchos nombres de calles de este joven barrio se acordaron gracias a “un proceso de denominación” en el que participaron los mismos vecinos, y que se elevaron a la Junta Municipal de Distrito y al pleno del Ayuntamiento de Zaragoza. Exponen que no entienden este cambio solo porque “a un grupo político, sin representación en el barrio, no le guste”, en referencia al grupo Vox.

Aunque se muestran “totalmente de acuerdo” en que tanto la nadadora Teresa Perales como Ana María Suárez López reciban “el reconocimiento de la ciudad”, proponen que, en el caso de Perales, se renombre el Pabellón Siglo XXI en su favor, y en el caso de Ana María Suárez, se nombre un espacio dentro del barrio de la fallecida, el Barrio Jesús. Julio Murillo, desde la AVV Puente Santiago-Actur, comenta que están en contacto con otras asociaciones de este mismo barrio, quienes “opinan del mismo modo”. “Esto ha sido un empujón, y no estamos acostumbrados a que las cosas se hagan así”, expone.

Paco Lázaro, de la AVV Actur-Rey Fernando, concuerda con la otra asociación vecinal, y recuerda que ya presentaron un escrito conjunto exponiendo su contrariedad a esta decisión antes de las alegaciones formales. Desde esta agrupación lamentan la falta de un proceso participativo para este cambio. “Si no les gustaba el nombre, podrían haberlo llevado a la Junta de Distrito para poder debatirlo, y al menos poder exponer nuestro posicionamiento”, explica. Lázaro asegura que “como vecinos, vamos a seguir reivindicando que esos lugares se continúen llamando Che Guevara”, y añade que cree que esta decisión “les hace un flaco favor a Teresa Perales y Ana María Suárez”. Consideran que, en el caso de la nadadora, “es mucho más emblemático” que su nombre se ponga a un pabellón y no a un parque.

Finalmente, la Asociación de Vecinos Barrio Jesús también ha presentado alegaciones ante el Ayuntamiento de Zaragoza por la decisión de nombrar una calle en honor a Ana María Suárez fuera del barrio donde pasó la mayor parte de su vida. Raúl Gascón, presidente de la asociación, comenta que ellos no opinan “sobre dejar o quitar el nombre del Che Guevara”, pero expone que esta decisión les provoca “contrariedad y extrañeza”. Recuerda que, poco después del atentado de 2017, ya se realizó un homenaje en el barrio junto al anterior alcalde y otros representantes políticos, donde ya expusieron que querían nombrar una calle en honor a la víctima. “Como no había calles disponibles, nos decantamos por una zona verde que todavía no tenía nombre, con la esperanza de poder colocar también un monolito en honor a todas las víctimas del terrorismo”, asegura. Por eso, desde la asociación vecinal esperan que el ayuntamiento “recapacite tras las alegaciones”.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza explican que han recibido las alegaciones correspondientes y que, cuando el proceso se cierre, “la asesoría jurídica realizará la información pertinente y entonces se tendrán tenidas en cuenta o no”. Aseguran así que “todo está en proceso”, y recuerdan que los tramites que tienen que realizarse para el cambio de nombre se están realizando como se haría “con cualquier otra calle de la ciudad”, aunque en ocasiones los cambios de nombre no tengan que aprobarse en plenos.

VER ARTÍCULO COMPLETO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here