MENOS recalificar MÁS solucionar: CONCENTRACIÓN por solar de Alumalsa

0
253

Contra lo que pudiera pensarse, la nota de prensa de la Asociación Vecinal de San José que antecede tiene un cuarto de siglo, pues data de 1996

Como hacíamos hace un cuarto de siglo, nos movilizaremos todos los segundos domingos de mes delante del Centro Municipal Pepe Garcés, a partir de las 12 h, iniciando las concentraciones el próximo domingo 11 de abril

En los años 90 del pasado siglo el vecindario de San José intervino activamente en la limpieza de un auténtico vertedero como eran los solares de la antigua fábrica de Alumalsa, junto al Canal, al tiempo que reivindicaba un centro deportivo y viviendas en la zona. Las movilizaciones culminaron en 1996 con una gran manifestación encabezada por la pancarta “menos recalificar, más solucionar”. Gracias a las movilizaciones parte de los terrenos acogen hoy el equipamiento deportivo  municipal Pepe Garcés; el restante se usa como estacionamiento alegal.

Ahora, 25 años después,  el Ayuntamiento como propietario de esos suelos pretende su venta para la construcción de 106 viviendas libres en la denominada U 36/8.

Desde la Asociación Vecinal de San José y la FABZ nos preguntamos ¿quién podrá comprar a los promotores privados un piso de 500.000 euros en esos suelos? No serán los jóvenes del barrio, muchos de ellos en paro; tampoco las familias mileuristas; o  algunos de nuestros mayores que residen en viviendas sin ascensor ni calefacción, con barreras arquitectónicas… Por ello nos oponemos a La venta de suelo por el Gobierno del alcalde Azcón.

Como hicimos hace 25 años, con ánimo propositivo, frente a esa venta reivindicamos la construcción de 106 viviendas municipales en régimen de alquiler (algunas tuteladas para mayores como en Las Fuentes), la ejecución de equipamientos públicos en el solar (guardería, centro de mayores…), la construcción de un estacionamiento público subterráneo de vehículos aprovechando los actuales desniveles de la orografía del terreno que abaratarán los costes de ejecución, y el acondicionamiento de la orilla izquierda del Canal.

Habrá quien argumente (el equipo del gobierno municipal PP-Ciudadanos y Vox) que con la venta de esos suelos, que pueden superar los 5.000.000 de euros, se hará caja para las maltrechas arcas municipales. Pero habrá que recordarles que los patrimonios públicos del suelo, como el que nos ocupa, representan una reserva de las administraciones públicas con la que incidir en una política de vivienda garantizando el derecho universal a la vivienda saludable, apropiada y asequible, en los términos de la Carta de Leipzig.

Esta afirmación cuenta con el respaldo tanto de la Ley Urbanística de Aragón, como del Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana que, en su artículo 52.1, establece como principal destino del patrimonio público del suelo  la construcción de viviendas sujetas a algún régimen de protección. Además el Tribunal Supremo, en su sentencia de 3 de julio de 2008, falla en el sentido que el fin último de este tipo de suelos es el destino a la construcción de viviendas sujetas a algún régimen de protección pública.

La operación de venta, con el beneficio de inversiones públicas en la zona como la prolongación de Tenor Fleta o la proximidad del Canal Imperial, pretende crear un sector residencial de alto standing vedado, por sus elevados precios, a las clases populares.

Para hacernos oír ante nuestros responsables municipales, como hacíamos hace un cuarto de siglo, nos movilizaremos todos los segundos domingos de mes delante del Centro Municipal Pepe Garcés, a partir de las 12 h, iniciando las concentraciones el próximo domingo 11 de abril.

Porque entendemos que el urbanismo no se debe diseñar exclusivamente en despachos con moqueta sino que también debe contar con la participación de la ciudadanía.

Porque nos oponemos a que los suelos de la antigua Alumalsa se destinen para  viviendas que únicamente las puedan costear unos pocos.

Porque defendemos la intervención municipal en aras a una vivienda digna y asequible en el barrio para   nuestros jóvenes y mayores.

Por todo ello, como hace 25 años, reclamamos que como vecinos y vecinas del barrio sean atendidas nuestras reivindicaciones por parte del Ayuntamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here