Banco del Tiempo Zaragoza: una red vecinal de ayuda mutua

0
108

Un “Banco del Tiempo” es una red de ayuda mutua en un determinado territorio en la que las personas asociadas realizan intercambios de servicios y conocimientos sin que medie el dinero y que se rige por unas sencillas normas de funcionamiento:

“Lo que te cuesta es lo  que cuesta”: El uso del tiempo como unidad de medida, sin entrar a valorar otras cuestiones,  dota a todos los servicios de un mismo “precio”. Ello supone que las tareas tradicionalmente infravaloradas (como ejemplo trabajo de ámbito doméstico, manual, relacionado con los cuidados…) tienen la misma importancia que aquellas que tienen mayor prestigio social o que están mejor valoradas en el mercado (ej: tareas de formación, asesoría, gestión…). Todo ello partiendo de la base de que el  tiempo de vida es igual de valioso para todas las personas.

“Hoy por ti mañana por mí”: Cuando una persona asociada necesita algo, contacta con la secretaría del Banco del Tiempo que le da el contacto de socios que lo ofrecen para que le den el servicio. De la misma manera, cuando alguien necesite algo que esa persona ofrece la secretaría dará su contacto.

 “Te puedo echar una mano”. Se trata de recuperar los favores entre vecinos,  sin dar cabida al intrusismo profesional o a la economía sumergida. Bajo ningún concepto suple, ni se pretende, necesidades que deben ser cubiertas por los Servicios Sociales o son responsabilidad de los Sistemas Públicos de Protección Social. Nuestra razón de ser es que, cuando necesites algo, no sólo cuentes con tus amigos y tus familiares, sino también con tus vecinos”

  “Yo me encargo”: La responsabilidad de realizar el servicio está en manos de la persona que se ofrece de forma voluntaria, y pactada entre las partes.

 “Uno para todos y todos para uno”: Los/as socios/as ofrecen y piden sus servicios a la totalidad del banco. No es necesario que la persona que ha solicitado un servicio a alguien, devuelva el servicio a la misma persona, para ello utilizamos los “cheques de tiempo”.

El  Banco del Tiempo de Zaragoza lleva en funcionamiento desde el año 2007 y desde entonces se han intercambiado miles de horas. Gestionado por la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ), que integra a más de 50 asociaciones vecinales de la ciudad y con la colaboración de área de Acción Social del Ayuntamiento de Zaragoza, es un proyecto pionero en la ciudad que recoge experiencias de Barcelona, Madrid, Murcia… y que empezó a articularse a través del movimiento vecinal, abriéndose rápidamente a toda la ciudadanía.

En el Banco del Tiempo de Zaragoza estamos más de 700 socios y socias intercambiando todo tipo  de servicios, desde los más habituales de arreglos caseros, mantenimiento de ordenadores, peluquería, masajes, idiomas… hasta actividades más minoritarias y menos demandadas pero que aportan mucha variedad al banco: aromaterapia, aprender a tocar instrumentos musicales… así hasta más de 600 actividades distintas que van aumentando día a día.

Además de ello, no solo realizamos intercambios individuales persona a persona  sino también “intercambios colectivos”. Esta modalidad de intercambio consiste en que, en lugar de ser una persona la que da servicio a otra, el servicio se da a más personas. De esta manera podemos hacer cursos y talleres que nuestros socios y socias reciben de forma gratuita, a cambio de horas. Por ejemplo, hemos hecho cursos de repostería ecológica, aprender a hacer pasta de dientes casera, curso de manipulación de alimentos, excursiones guiadas por la montaña, talleres de manualidades, corte y confección, yoga, movimiento creativo, restauración de muebles… y un largo etcétera de todos los conocimientos que nos aportan nuestros socios y socias.

Por parte de la Secretaría del Banco del Tiempo también se organizan actividades, ya que somos conscientes de que este tipo de redes, basadas en la confianza, necesitan espacios de relación y “ponernos cara”. Las principales actividades que se impulsan desde la Secretaría del Banco del Tiempo son actividades culturales y trueques de objetos.

Las actividades culturales que hemos realizado en los últimos años han sido, por ejemplo, visitas guiadas al Teatro Principal, palacio de Larrinaga, La Aljafería, depósitos de PIgnatelli, paseos guiados por Zaragoza o la última que realizamos al Bacón de San Lázaro, en la que miembros de la Asociación Vecinal “Tío Jorge” de Arrabal nos hicieron de guías para conocer este enclave tan relevante en el devenir de  la historia del barrio y de la ciudad.

También realizamos trueques de objetos, principalmente coordinados con la Red de Trueque de Zaragoza en la que, junto a otras entidades, trabajamos de forma común en la organización de mercados de trueque entre particulares en Zaragoza. En ese sentido, organizamos cada año la Feria de Intercambio de Zaragoza “Cambiar cosas para cambiar las cosas” durante las fiestas del Pilar que este año habría alcanzado su séptima edición si no hubiera tenido que ser suspendida debido a la COVID-19. En esta feria  se dan cita cada año en torno a 100 puestos de trueque de vecinas y vecinos  en el parque Grande además de stands informativos de proyectos y colectivos que promueven el consumo responsable, la economía social o el ecologismo.

La crisis sanitaria derivada de la COVID-19 no solo ha afectado a la feria de intercambio sino a todo el funcionamiento del banco, teniendo que suspender las actividades de encuentro y los intercambios colectivos que vamos a retomar en breves. Con el objetivo de que el Banco del Tiempo sea una herramienta todavía más útil para nuestros socios y socias, hemos pasado una encuesta para conocer las nuevas necesidades que les han podido surgir como consecuencia de la crisis sanitaria, así como sus sugerencias y propuestas para mejorar el funcionamiento del  Banco, y es que queremos que el Banco del Tiempo esté ahí como vehículo transmisor de solidaridad y ayuda mutua cuando más necesaria es.

Si quieres conocernos mejor  puedes contactar con la Secretaría del Banco del Tiempo, ubicada en la sede de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) en la calle San Vicente de Paul, 26 2ª planta, en el teléfono 976 39 33 05 o en el correo electrónico bancodeltiempo@fabz.org, también puedes buscarnos en Facebook, y en nuestro apartado de la web de la FABZ www.barrioszaragoza.org.

Te esperamos!

Ejemplo de actividades ofertadas en el Banco del Tiempo

Peluquería – Ayuda limpieza cristales – Acompañamiento hospital – Tapizado de sillas – Tinte pelo – Clases de Euskera – Cuidado de gatos en vacaciones – Masaje de pies – Ebanistería – Conversación inglés – Arreglos de ropa – Cocina Venezolana – Alemán todos los niveles – Eliminación de callos y durezas – Empanadas argentinas  – Tareas de fontanería – Enseñar a cocinar – Asistencia técnica informática on-line – Cambio de pantalla y otros elementos del móvil – Poner suelo laminado – Clases de piano – Enseñar a hacer malabares – Costura – Tai-chi – Tareas de electricidad – Mantenimiento y reparación de ordenadores – Repostería – Ucraniano nativo – Asesoramiento compra y venta de viviendas – Pedicura no médica – Clases de ciencias naturales- Ganchillo – Enseñar a hacer media – Atención a niños en ingles – Conversación en catalán – Peluquería caballeros – Aromaterapia – Nociones de náutica – Gestión de redes – Informática- Asesoramiento para el autoempleo -Kizomba iniciación (baile) – Photoshop – Impresión 3D – Clases de Dj – Taller abalorios – Formación redes sociales -Formación manejo correo electrónico – Mediación – Encargos compras Ikea – Cuidado y asesoramiento hamsters – Asesoramiento para hacer árbol genealógico – Conversación Francés – Orientación laboral – Estudio personalizado financiero y seguridad social – Asesoramiento jubilación – Cálculo pensiones – …. y muchas más

(artículo publicado en «Arrabal», periódico de la Asociación Vecinal Arrabal «Tío Jorge»)

Visita de socios y socias del Banco del Tiempo al Balcón de San Lázaro, invitados por la Asociación Vecinal Arrabal, el pasado febrero, antes de la pandemia

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here