Los árboles no están solos en Santa Isabel

0
327

Gracias a la preocupación de la Asociación Vecinal de Santa Isabel «Gaspar Torrente» por su arbolado, los vecinos están viendo estos días con gran satisfacción la replantación de árboles en una de sus calles, algo que no sucedía desde hace casi dos años. Entonces la Asociación remitió al Ayuntamiento un completo listado con más de un centenar de alcorques que había que replantar, de los cuales consiguieron que se repusieran unos 90

José Carlos Faro, presidente AV. Santa Isabel

Según el documento publicado por el Ayuntamiento se habla ahora de la reposición de 10+8 árboles (en calles y parques) para el barrio de Santa Isabel. En la calle La Iglesia se han preparado 18 alcorques (fotos 1-2) pero, por ahora, no se ve que estén trabajando en otras calles que también presentan alcorques vacíos y árboles muertos, lo que hace suponer que la reposición de arbolado quedará limitada a esa calle.

 

Precisamente estos huecos de la calle La Iglesia -que en su momento fueron arces negundos- quedaron sin replantar hace dos años tras la repetida solicitud de la Asociación Vecinal de reponer las muchas “ausencias arbóreas” que presentaba el barrio.

Pero no se trata solo de reponer los alcorques. Hay que decir que no se han cuidado los ejemplares repuestos: véanse, entre otros, los cinco espinos blancos secos de aquella replantación, en la calle Norte (foto 3).

FOTO 3

También entre medias se han dado al Ayuntamiento varios avisos que no han sido atendidos por la posible enfermedad de algunos ejemplares  de aligustres (ver foto 4) , presentando uno de ellos  en su tronco señales de infección por insecto barrenador.

Ya desde que se abrió la Avenida de los Estudiantes se produjeron pérdidas que nunca han sido atendidas: por lo menos quedan tres huecos a reponer de álamos blancos (ver foto 6).

Por otra parte, hace escasas fechas se talaron dos ejemplares de melia en la avenida de Los Estudiantes, que probablemente el viento había tumbado dado el escaso desarrollo de sus raíces (los ejemplares estaban sanos y con fructificación). Entiendo la prudencia del servicio de parques al proceder así. Pero ¿tan complejo era salvar dos ejemplares  de más de diez años -uno de ellos presenta un diámetro medio de 50 cm.- que aún mantenían su enraizado en el suelo?  (ver fotos 7 y 8).

Esta manera de proceder es habitual no solo en Santa Isabel sino en toda nuestra ciudad: talar antes que intentar salvar un ejemplar añoso y sano. Creemos que es una forma de perder patrimonio natural y eliminar una sombra en esta calurosa ciudad. Cada corporación realiza acciones en torno al tema, pero sinceramente pensamos que no hay criterios serios para el mantenimiento de ejemplares. Está muy bien organizar un publicitario plan de reposición de arbolado, pero antes habría mucho que “desbrozar” sobre el tema.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here