Intervención de María Luisa García en las Cortes de Aragón

0
787

Presentamos el texto de la intervención de Maria Luisa García Plaza, responsable de la Comisión de Mayores de la FABZ, en la Comisión especial de las Cortes de Aragón sobre la reestructuración de la Red de Centros Asistenciales de Mayores, medidas y modificaciones legislativas, estudio de viabilidad de las mismas

Buenos tardes señoras y señores diputados. Gracias a todos y a todas por la invitación, siendo un honor para mí asistir en calidad de vicepresidenta de la FABZ y responsable de la Comisión de Mayores. Esta comisión lleva más de 30 años trabajando por los derechos de nuestros mayores y su calidad de vida.  Durante este tiempo, uno de nuestros temas prioritarios ha sido la atención de nuestros mayores en los centros asistenciales.

En la Federación de Barrios creemos que la reestructuración de la Red de Centros Asistenciales de Mayores se tiene que basar en unas líneas fundamentales: gestión y control público apoyado en la ley de promoción de autonomía personal y atención a personas en situación de dependencia (ley de 2006), con el principio una vejez activa, calidad de las instalaciones y  del servicio.

Los pioneros y buenos modelos asistenciales como las Residencias de Movera y Borja, que representaban el antiguo IMSERSO, y que supusieron en su día un salto cualitativo en la asistencia, han sido ya abandonados. En su lugar, hemos asistido a una progresiva externalización y privatización de este sistema público, tan vital para nuestra sociedad, ya que Aragón tiene uno de los índices más altos de envejecimiento del país.

No hablaremos de lo que ha pasado y de lo que está pasando actualmente en nuestra comunidad, lamentablemente, las cifras hablan por sí solas. Pero en esta situación de penalidad para nuestras personas mayores en la que nos encontramos ha tenido mucho que ver este modelo de externalización y privatización de los centros asistenciales. La FABZ, integrada en CAVARAGON, presentó en enero de 2020, una premonitora queja al Justicia, en donde describíamos exhaustivamente la laxitud de las prescripciones técnicas para las empresas privadas, el incumplimiento de los pliegos de prescripciones técnicas, etc. Esto ha conllevado unas carencias en aspectos básicos como son: la ratio de personal, la falta de material (medicación, medios de comunicación con el exterior, pañales y baja calidad de alimentación entre otras,) y la ausencia de derechos civiles que garantice una más que merecida calidad de vida al mayor [si desean, pueden ver la documentación que acompaña mi intervención]. No se puede permitir la existencia de determinadas ubicaciones de residencias públicas o concertadas en zonas inundables o vulnerables, y/o muy alejadas del entorno urbano del transporte público que propician la situación de “aislamiento social”.

La Federación de Barrios ha participado activamente en la mesa de trabajo de la Soledad No Deseada del Justicia de Aragón desde que se creó en 2019. Compartimos en su mayor parte, las claras y rotundas conclusiones de esta mesa sobre la necesidad de prevención de la soledad y de cambiar el actual modelo asistencial. Nuestra Comisión de Mayores organizó el pasado 1 de octubre de 2019, Día Internacional del Mayor, una jornada sobre: “Residencias, hoy y mañana,…?”, a la que asistió numerosísimo público tanto profesionales y trabajadores y trabajadoras de las propias residencias, alumnos en formación, como familiares de usuarios (lo que demuestra el interés social en este tema) y en la que se debatió ampliamente sobre los distintos modelos para una buena calidad asistencial. Es evidente, que la casuística y tipología de los residentes actuales y futuros, requieren y requerirán unos medios e instalaciones adecuados y suficientes para ellos. En cualquier caso, en esta jornada se vio como necesario un cambio radical en la forma de gestión de estos centros.

Nuestro modelo gestión, el que proponemos desde la FABZ y CAVA, es de titularidad pública ya que se ha demostrado la perversidad de las fórmulas de colaboración privado/publica no ya en situaciones excepcionales como la que estamos viviendo, sino en el día a día que sufren los usuarios y usuarias.

La Ley de Dependencia tiene que tener la dotación presupuestaria suficiente para atender a las necesidades de las personas mayores en un plazo razonable, y un plazo razonable no son esperas de más de un año ni de dos. Se está haciendo inatención a un colectivo vulnerable con estas demoras.

Hay que actualizar la ratio de profesionales que atienden a nuestros mayores, con una dotación suficiente de personal profesional y cualificado como profesionales de medicina y enfermería, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, logopedas,…, profesiones estas últimas muy necesarias para lograr una mayor rehabilitación de las capacidades autónomas del mayor, tanto físicas, como cognitivas. Esto es de vital importancia para su calidad de vida, y más aún después de un confinamiento tan prolongado, donde muchos de ellos no han salido en 6 meses de su habitación, perdiendo todas o parte de sus capacidades físico/cognitivas, además de sufrir una enorme carga emocional.

Es necesaria además una intensa coordinación entre los servicios sociales y los servicios de salud, y de salud pública, para mejorar la atención a los residentes desde la globalidad, evitando errores recientes.

Hay exigir y comprobar la calidad en el servicio que se presta: de alimentación, limpieza, lavandería, ocio, rehabilitación etc, , además de exigir la práctica de buenos tratos a los residentes por parte de todos los trabajadores, así como de la propia administración. En este sentido nos parece básica la adecuada normativa que elimine las contenciones físicas y químicas que ha sido largamente demandada (Propuesta No de ley de mayo de 2018).

Hay que recuperar los derechos civiles y participativos de los residentes, las hojas de reclamaciones oficiales, el derecho a la participación de junta de gobierno del centro. No se puede convertir en agujeros negros de los derechos fundamentales.

Por último, hasta que se implante nuestra propuesta de modelo asistencial a las personas mayores de titularidad y gestión pública 100% hay que hacer  una profunda revisión y actualización de los pliegos de condiciones técnicas, muy favorables hasta ahora para las empresas privadas licitantes,  así como una intervención delegada presencial de funcionarios adscritos al correspondiente Departamento del Gobierno de Aragón. Consideramos que son las dos herramientas fundamentales de las que disponemos mientras tanto, para garantizar una gestión efectiva y trasparente de las actuales residencias. Esperamos que estas aportaciones del movimiento vecinal hayan sido de su interés.

VER INTERVENCIÓN (a partir de 2,05 horas)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here