Apoyo a la Harinera ZGZ y la cultura en la ciudad

0
472

El Colectivo Llámalo H y la AV de San José reclaman que el Ayuntamiento de Zaragoza mantenga los compromisos adquiridos con el espacio Harinera ZGZ y la cultura en la ciudad

Los agentes culturales que cogestionan el espacio Harinera ZGZ con la AAVV de San José y el Ayuntamiento solicitan que se respete el compromiso municipal de mantener la partida presupuestaria cultural de Zaragoza y se respeten los acuerdos de cogestión de Harinera ZGZ

Zaragoza, 4 de Septiembre de 2020

El Colectivo Llámalo H, con el apoyo de la Asociación Vecinal de San José, manifiesta su descontento con el trato recibido por Zaragoza Cultural en las labores de cogestión de Harinera ZGZ que se llevan desarrollando desde 2014. Este modelo ha sido reconocido por la Unión Europea y varias instituciones culturales de gran relevancia del país, mientras en Zaragoza se recorta el presupuesto, se ignora la participación, y se pone en riesgo la continuidad de sus contenidos.

Contexto histórico y origen de Harinera ZGZ

En septiembre de 2014 se comenzó el proceso de cogestión de Harinera ZGZ en el que un diverso grupo de agentes culturales y sociales de distintas partes de la ciudad de Zaragoza junto al tejido vecinal, a través de la Asociación Vecinal de San José, se reunió cada dos semanas, de forma altruista, con representantes de Zaragoza Cultural. Durante año y medio, se consensuó el carácter diferencial que tendría el proyecto: sus valores, sus objetivos, su comunicación y su organización interna. El Colectivo Llámalo H llevó a cabo tareas como la comunicación y la realización de acciones de divulgación del proyecto, incluso mediante la participación en jornadas fuera y dentro de la ciudad.

Hasta dos años más tarde, con la apertura de la planta baja de la antigua fábrica de harinas que alberga Harinera ZGZ, en marzo de 2016, el proyecto no contó con una partida presupuestaria de Zaragoza Cultural. Esta partida anual permitió a la Asamblea General de Harinera ZGZ realizar una programación cultural profesionalizada, abierta y accesible, permitiendo a su vez que la ciudadanía propusiera actividades y procesos. De este modo, Zaragoza se acercaba al derecho a consumir, producir y decidir sobre su cultura. Se dedicaron 150.000€ al año a dotar de contenido los más de 700 metros de esta planta baja, presupuesto que se dedicó íntegramente a actividades programadas en el marco del proyecto, dejando las tareas que se habían realizado desde el inicio del proceso en el ámbito de lo voluntario.

Al cabo de dos años, se inauguraron las plantas primera y segunda del edificio, aumentando la superficie rehabilitada del edificio en más de 1.400 metros. La programación del espacio aumentó de manera acorde, manteniéndose la partida presupuestaria intacta. El presupuesto no subió ni un euro, las actividades, usuarios y reconocimientos del proyecto sí lo hicieron. Esta situación se posibilitó en gran medida gracias a la apertura de espacios para personas residentes del proyecto, quienes ocupaban apenas un tercio del total del espacio ganado. A cambio del uso de estos espacios, las personas residentes han promovido y producido sin retribución económica multitud de propuestas culturales que han permitido que Harinera ZGZ no quedara vacía de contenido, considerando el cuantioso aumento de espacio a ocupar y el nulo aumento presupuestario.

Situación actual 

En mayo de 2019, se adjudicaron las obras de acondicionamiento de la tercera planta del edificio con un plazo de ejecución de dos meses. Pese a encontrarse finalizada desde hace tiempo, la planta sigue sin haber sido inaugurada, puesto que el Ayuntamiento se ha negado a invertir en equiparla.

Harinera ZGZ ha crecido en espacio y en notoriedad, convirtiéndose en una pieza esencial dentro del panorama cultural municipal y un referente en el ámbito nacional y europeo. Los logros y aumento de las actividades se han obtenido sin ningún aumento presupuestario. Pese al aumento en contenido, innovación, reflexión y democratización de la cultura que se han producido en Harinera ZGZ, el actual Ayuntamiento ha optado por la progresiva reducción de la inversión en el proyecto.

A finales de 2019, se comunicó que el presupuesto del que dispondría Harinera ZGZ para la totalidad de su programación y comunicación en 2020 sería de 120.000€, un 20% menor que el presupuesto con el que se puso en marcha únicamente la planta baja. En el Consejo de Cultura del 3 de marzo de 2020, la Consejera de Cultura, Sara Fernández, afirmó que Harinera ZGZ disponía de una partida presupuestaria de 110.000€. El 5 de agosto de 2020, en la última reunión para decidir la programación en los meses septiembre-diciembre, nos encontramos con la noticia de que se reduce el presupuesto para actividades otros 15.000€ quedándose en 95.000€, un 37% menos.

A su vez, en el objetivo nº 81 del dictamen aprobado en la Comisión por el Futuro de la Ciudad de Zaragoza, el Ayuntamiento se comprometía a mantener la partida presupuestaria municipal para 2020.

Tras varios meses solicitando reuniones entre el Colectivo Llámalo H y el gerente de Zaragoza Cultural, David Lozano, solo se ha obtenido media hora de visita en la que trasladó información demoledora para el proyecto y su supervivencia, sin dar tiempo de réplica, y mostrando una total indiferencia por Harinera ZGZ, que es un proyecto de toda la ciudad, con gran impacto nacional e internacional, y un presupuesto mucho menor que muchos equipamientos gracias a la participación.

Gran parte de las personas que mantienen activo el proyecto de Harinera ZGZ pertenecen al tejido cultural de la ciudad, un sector ya precarizado en el periodo previo a la pandemia y que actualmente sufre un parón total. La cultura comunitaria es ahora más necesaria que nunca, pues los sectores más vulnerables de la sociedad se encuentran bajo una tensión mayor. Si hay un momento en el que el derecho a la cultura debe ser defendido, es este.

Reclamaciones del Colectivo Llámalo H y la AV. de San José

Reclamamos la recuperación de los 150.000€ de partida presupuestaria anual con la que Harinera ZGZ trabaja desde que abrió sus puertas. Con esta partida se ha podido crecer con el esfuerzo de sus participantes, se ha reforzado la precaria estructura cultural de la ciudad con densas redes de relaciones, y se ha potenciado la proyección cultural de Zaragoza, nacional e internacionalmente, con innovación, cultura y un modelo de gestión que replican en todo el mundo. Nuestro Ayuntamiento, sin embargo, parece no comprenderlo ni valorarlo.

Reclamamos que se equipe la tercera planta y que el presupuesto de Harinera ZGZ sea una cantidad conocida y fija, sin obligarnos a improvisar sobre lo cuidadosamente proyectado, ni a desandar lo ya recorrido. No queremos ser parte obligada de la falta de previsión, coherencia y cuidado de la que hemos sido testigos hasta ahora. Dentro de esta falta de coherencia, reclamamos a su vez que el Ayuntamiento cumpla su compromiso: el mantenimiento de la partida presupuestaria municipal de cultura para 2020.

Harinera ZGZ es un equipamiento de ciudad,  responsable con el entorno urbano  y con criterios de equilibrio social. Interactúa con el territorio más próximo y es una escuela de participación e implicación colectiva. Necesita y merece la estabilidad que exigimos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here