A licitación la esperada reforma de la calle Lapuente, en el Barrio Jesús. Por Leyre Ruiz en Heraldo Digital

0
114

A licitación la esperada reforma de la calle Santiago Lapuente, en el Barrio Jesús

La remodelación priorizará al peatón frente al vehículo, mejorará la accesibilidad de los viandantes y generará nuevas zonas verdes

Los vecinos del barrio Jesús respiran hoy más tranquilos al saber que la reforma de la calle Santiago Lapuente ya ha salido a licitación por importe de 299.999,98€ (IVA incluido). La Consejería de Infraestructuras, Vivienda y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza ha publicado los pliegos de este proyecto tan esperado por los residentes de la zona, que tendrá un plazo de ejecución de seis meses desde el comienzo de las obras. El plazo para presentar ofertas finalizará el próximo 23 de septiembre.

La noticia ha gustado entre los miembros de la Asociación de Vecinos del Barrio Jesús, que llevaban mucho tiempo peleando para que la reforma se llevase a cabo. “Nos dijeron que saldría a licitación entre agosto y septiembre, así que ahora ya es cuestión de contar días”, asegura Raúl Gascón, presidente de la entidad.

La redacción del proyecto la realizó hace ya un par de años el arquitecto Carlos Martín La Moneda. El objetivo es convertir la calle Santiago Lapuente en una vía residencial y pacificada, con más sombras y vegetación y una configuración que evite las llamadas ‘islas de calor’.

El colectivo confía en que el resultado final merezca la pena tras una larga espera y destaca que el proyecto fue “algo consensuado” entre los vecinos y el arquitecto. “Mantuvimos dos o tres reuniones con él. Nos mostró su idea y nosotros hicimos algunas sugerencias que fueron tenidas en cuenta”, apunta Gascón.

La calle en la que se intervendrá se encuentra dentro de la supermanzana definida por la avenida Cataluña, la avenida Puente del Pilar, la calle Muel y el Paseo de la Ribera. Es una zona por la que no circulan líneas de autobús y que cuenta con un tráfico reducido, pero la reforma priorizará aún más a los peatones frente a los vehículos.

El proyecto de renovación de esta vía, de unos 140 metros de longitud, busca también la creación de nuevas zonas verdes y espacios para la convivencia de sus vecinos. Para ello, se construirá un paseo central de hormigón a cuyos lados habrá jardines de hasta 3 metros de ancho. Además, se crearán rampas de acceso a cada portal y local comercial para mejorar la movilidad de los peatones.

Asimismo, se sustituirán las farolas que hay en las fachadas por otras que cumplan con la normativa actual de eficiencia energética y que estarán colocadas en el centro de la calle. La intervención incluye también la renovación de la red de abastecimiento y saneamiento.

La única desventaja de la reforma es que conllevará la pérdida de algunas plazas de aparcamiento, aunque el consistorio ya se adelantó a esta consecuencia en 2019 habilitando como parking un solar de la calle Muel.

La asociación reconoce que es de esperar que se produzcan quejas por este motivo. De hecho, ya han llegado algunas a sus oídos. “Seguiremos trabajando en la búsqueda de nuevos espacios para generar nuevas plazas de aparcamiento. Creemos que hay entornos del barrio en los que se puede ganar sitio”, afirma Gascón.

El inicio de la reforma llegará más de dos años después de que se incluyera una partida para ello en los presupuestos municipales. Estaba previsto que la actuación comenzará a principios de 2019 con el anterior equipo de gobierno, aunque no ha sido hasta 2020 cuando se le ha dado el impulso definitivo.

En opinión del colectivo vecinal, ya hacía falta una intervención en esta calle. “Había quedado muy degradada. Le vendrá bien un lavado de cara”, comenta el portavoz. El propio proyecto recoge que las baldosas de la calle Santiago Lapuente están muy erosionadas por el paso del tiempo y que es “una de las que más ha retrasado su reurbanización, siendo su pavimento uno de los más antiguos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here