La violencia machista, una pandemia que no para

0
633

Hoy es primer martes de mes, día en el que la Comisión de la Mujer de la FABZ convoca desde hace unos 20 años, una concentración contra las violencias machistas en la plaza de España de Zaragoza

Este primer martes de septiembre de 2020, debido a la actual pandemia que estamos viviendo no se ha convocado dicha concentración, pero no por ello queremos dejar de estar presentes, aunque sea en las redes sociales y el mundo virtual, porque la violencia machista es una pandemia que no para.

Desde la página de Feminicidio.net se han registrado 65 feminicidios y otros asesinatos de mujeres en el año 2020 en España.

El último asesinato ha sido el de Yesica Daniela G., de 33 años, en Valencia. Desaparecida días antes, su cuerpo fue encontrado en el maletero de su coche la madrugada del domingo.

Desde 2010, año que se empezaron a documentar los feminicidios en España, se han registrado en Geofeminicidio 1.153 mujeres asesinadas por hombres.

Una pandemia que no para

Las crisis están relacionadas con un aumento de la violencia, incluida la violencia hacia las mujeres. En la situación actual de esta pandemia de COVID-19, ya contamos con algunas cifras que dan una idea del problema.

En España, se observó un descenso de las denuncias por violencia de género, el Ministerio del Interior informó de una reducción del 40%, este dato, lejos de mejorar la situación, y examinado en relación con el gran número de consultas, puso de manifiesto  las dificultades que encuentran las mujeres para interponer una denuncia debido al confinamiento y la convivencia directa con el maltratador.

La cuarentena generó un impacto negativo en la seguridad de las mujeres. El confinamiento aumentó los comportamientos de control de los maltratadores. Los límites a la movilidad física aumentan exponencialmente la inestabilidad de las mujeres que sufren violencia machista.

Además de este aislamiento familiar y social, el acceso a los sistemas de protección, seguridad y apoyo es más limitado. Los servicios de salud muchas veces son la primera vía de salida para las mujeres que sufren violencia de género, sin embargo, en la actual situación, las barreras que normalmente ya dificultan la detección eficaz de la violencia de género, se agudizan ante la sobrecarga de los servicios públicos.

Hoy vivimos una emergencia sanitaria y social sin precedentes, cuyas consecuencias aún no podemos valorar, pero sin duda se ha puesto de manifiesto la fragilidad de la organización del estado de bienestar.

Para prevenir la violencia de género actualmente, no podemos olvidar el crecimiento del desempleo, la precariedad y la inestabilidad laboral, así como la dependencia económica o la sobrecarga de tareas reproductivas.

El coronavirus empeora las desigualdades existentes para las mujeres. En ellas se  descarga un trabajo desmedido en respuesta al virus, el trabajo de cuidados no retribuido de las mujeres ha aumentado de manera significativa como consecuencia del cierre de los colegios  y el aumento de las necesidades de las personas mayores.

Desde la Comisión de la Mujer de la FABZ queremos seguir reivindicando una sociedad igualitaria. La igualdad entre hombres y mujeres no solo es un derecho humano fundamental, sino que es uno de los fundamentos esenciales para construir un mundo pacífico, próspero y sostenible.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here