La DPZ y la Universidad de Zaragoza lanzan la III edición de su ‘Erasmus rural’, que vuelve a triplicar su presupuesto e incluye becas para graduado

0
168

La DPZ y la Universidad de Zaragoza lanzan la III edición de su ‘Erasmus rural’, que vuelve a triplicar su presupuesto e incluye becas para graduado

El programa Desafío busca contribuir a que el talento llegue al medio rural facilitando que estudiantes universitarios hagan prácticas en empresas, instituciones y asociaciones de los municipios zaragozanos

Este año incluye como novedad el programa Arraigo, una línea de becas para jóvenes que hayan acabado su titulación en los tres últimos cursos y quieran hacer prácticas en la zona de la provincia en la que residen

24/07/2020

La Diputación de Zaragoza y la Universidad de Zaragoza han puesto en marcha la III edición de su programa Desafío, el ‘Erasmus rural’ con el que estudiantes universitarios hacen prácticas en empresas, instituciones y asociaciones de los municipios zaragozanos. Tras el éxito de las dos primeras convocatorias, Desafío vuelve a triplicar su presupuesto pasando de 30.000 a 100.000 euros. Además, por primera vez incluye una línea de becas específica para recién graduados que se ha bautizado como programa Arraigo y que permitirá que jóvenes que hayan acabado su titulación en los tres últimos cursos puedan hacer prácticas en la zona de la provincia en la que residen.

El programa Desafío es una de las líneas de trabajo que ha impulsado desde su creación la Cátedra DPZ sobre Despoblación y Creatividad, la primera cátedra de este tipo que se constituyó en España. Se financia mediante una aportación económica de la Diputación de Zaragoza y se gestiona a través de Universa, el Servicio de Orientación y Empleo de la Universidad de Zaragoza.

Desde su puesta en marcha en el año 2018, Desafío ha tenido una excelente acogida que ha hecho que distintas instituciones de todo el país hayan anunciado su intención de replicar esta iniciativa que busca contribuir a la llegada de talento al medio rural y dinamizar de esta forma su tejido económico y social.  Ha sido reconocida como práctica ejemplar a escala continental por redes europeas como Euromontana, y el año pasado fue galardonado por el Gobierno de Aragón con el premio Responsabilidad Social de Aragón 2019 dentro de la categoría dirigida a entidades sin ánimo de lucro. Además, ha suscitado el interés de un gran número de medios de comunicación a nivel autonómico, nacional y también internacional.

“Desafío es una iniciativa totalmente innovadora en un triple sentido: por lo que supone para el aprendizaje y el desarrollo personal de los estudiantes, por cómo facilita que el talento llegue a un ámbito en el que es especialmente difícil de conseguir como el medio rural y porque ha supuesto una nueva forma de implantar políticas basada en la innovación y en la cooperación entre instituciones”, destaca la vicepresidenta de la Diputación de Zaragoza, Teresa Ladrero, quien también recalca que esta iniciativa es “el mejor ejemplo de que para la lucha contra la despoblación son fundamentales la creatividad y el trabajo en red de todos los agentes sociales, políticos y económicos implicados”

Por su parte, la vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la Universidad de Zaragoza, Ángela Alcalá, subraya que el ‘Erasmus rural’ “ha sido un éxito desde el primer día tanto entre los estudiantes como entre las empresas. “Además, cumple con uno de los grandes objetivos de la Universidad pública: ser elemento transformador de nuestra sociedad y contribuir a aplicar el saber y el conocimiento en nuestro entorno para mejorarlo. Hay que tener en cuenta que el Erasmus Rural también ayuda a mejorar las oportunidades del entorno rural”, insiste Alcalá.

El programa Desafío

En su III edición, el programa Desafío sigue estando dirigido a estudiantes matriculados en la Universidad de Zaragoza que hayan superado 90 créditos de su titulación, que no estén empadronados en la zona en la que se realizarán las prácticas y que deseen adquirir una experiencia laboral y vital en organizaciones creativas e innovadoras emplazadas en municipios de la provincia de Zaragoza (excluidas la capital y su área metropolitana).

A las prácticas pueden adherirse empresas de todos los sectores industriales, instituciones públicas, fundaciones, ONG vinculadas al territorio… Las empresas de más de 250 trabajadores también pueden participar, pero con la condición de que sean ellas las que asuman la ayuda al estudio que reciben los estudiantes.

Las prácticas pueden desarrollarse hasta el 31 de diciembre y su duración oscilará entre las 120 y las 500 horas por universitario. La Diputación de Zaragoza financia la totalidad de los beneficios para el estudiante y para la entidad empleadora (a excepción de las grandes empresas), de forma que las ayudas comprenderán gastos de alojamiento y de desplazamiento, una remuneración por la labor realizada y la Seguridad Social tanto del universitario como de la empresa o institución.

El programa Arraigo

Como novedad en esta edición, también se ha puesto en marcha el programa Arraigo, una segunda línea de becas destinada a recién graduados que quieran hacer prácticas no laborales en la zona de la provincia de Zaragoza en la que residen.

En este caso podrán participar los jóvenes que hayan terminado su titulación en los tres últimos cursos. Las prácticas tendrán una duración máxima de 350 horas y se exige que los graduados tengan su residencia habitual a menos de 50 kilómetros del lugar de realización de las prácticas. Se les financiarán los gastos de desplazamiento y también recibirán una remuneración por la labor realizada.

Otra de las novedades de esta convocatoria es que tanto los estudiantes de Desafío como los graduados de Arraigo podrán asistir a un curso para conocer mejor el entorno en el que realizarán sus prácticas. Esta formación, titulada ‘Tu desafío: conocer el mundo rural y sus posibilidades’, será obligatoria para los graduados y no conllevará ningún coste económico.

El convenio que han suscrito el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, y el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, establece que la DPZ difunda el programa Desafío entre los agentes socioeconómicos de la provincia que puedan estar interesados en participar o en promocionarlo: asociaciones empresariales, sindicatos, grupos Leader, agentes de empleo y desarrollo local, ayuntamientos, comarcas, fundaciones… Por su parte, la Universidad de Zaragoza, a través de Universa, selecciona a los estudiantes adaptando el perfil a las necesidades de esas empresas e instituciones.

Más de un 9 de nota media

Durante las dos primeras ediciones del programa Desafío 40 jóvenes universitarios hicieron prácticas en municipios del medio rural zaragozano. Fueron estudiantes de Veterinaria, Derecho, Economía, Periodismo, Enfermería, Trabajo Social, Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Educación Infantil, Marketing e Investigación de Mercados, Geografía y Ordenación del Territorio, Historia del Arte y Bellas Artes, así como Máster en Ingeniería Biomédica, en Gestión del Patrimonio y en Arquitectura.

Estos participantes desempeñaron distintas funciones en una treintena de entidades empleadoras: explotaciones ganaderas, ayuntamientos, residencias de ancianos, escuelas infantiles, fundaciones, asociaciones, entidades empresariales…

El año pasado los estudiantes valoraron el programa Desafío con un 9,1 de nota global y el 85% dijeron que lo recomendarían a otros universitarios. Por su parte, las entidades empleadoras le pusieron un 9,3 de nota global y todas se mostraron dispuestas a repetir la experiencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here