Respuesta a la ayuda del Ayuntamiento de Zaragoza para la construcción de un hospital privado

0
425

Ante la venta de suelo por parte del Ayuntamiento de Zaragoza para la construcción de un hospital privado en Zaragoza, la Comisión de Salud de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza FABZ, expone su inquietud, dadas las declaraciones del concejal de Urbanismo Victor Serrano: “El propósito de esta modificación es posibilitar un hospital moderno que complete las instalaciones que tiene la ciudad”.

Nos agrada que haya inquietud por completar las instalaciones hospitalarias de la ciudad, eso le pone de nuestro lado. Pero queremos que sean las públicas las que reciban estímulo para completarse primero dada la necesidad que tenemos de ello. Debemos recordar que las instalaciones hospitalarias públicas de la ciudad de Zaragoza no gozan de las necesidades que se precisa para una población con derecho a acogerse a la protección hospitalaria pública. Esta es la grandeza social, unos recursos sanitarios públicos libres de ataduras privadas que amamanten de la salud pública, interfiriendo en ella y aspirando a hacerla cada vez más dependiente de las decisiones de corporaciones privadas con ánimo de lucro pegándose como un lastre pesado y caro.

En la margen izquierda tenemos dos hospitales incorporados al sector I, muy viejos que son el Hospital Royo Villanova, un hospital muy antiguo, adaptado como se pudo para dar cobertura actual. No obstante, el hospital Royo Villanova no está preparado para instalar por razones de peso y amplitud, de las instalaciones que requiere actualmente un hospital moderno. Es la puerta de entrada hospitalaria del sector I con una sala de retención de urgencias muy pequeña, hasta el riesgo de generar conflicto entre los mismos pacientes cuando está llena a tope y (que es de relativa frecuencia, por su pequeñez), a la espera de resultados de pruebas de diagnóstico y, o, de hospitalización, escaso de camas, que podría ser de ingreso en el mismo hospital, con todas las habitaciones que dan a la parte norte muy pequeñas, donde escasamente caben las dos camas de pacientes. En el caso de que todas las camas estén ocupadas, con bastante frecuencia, se envía al paciente en ambulancia a ingresar en el hospital Nuestra Señora de Gracia. Este hospital, también conocido por el “Provincial” no está preparado para atender urgencias ya que no dispone de sala de espera de diagnóstico ni de ingresos. Por otro lado, el Hospital Provincial, por sus características arquitectónicas, está más encaminado a una serie de recovecos de consultas externas y sus plantas de hospitalización más bien destinadas a hospital geriátrico, lo que nos parece un acierto, pero que con ese servicio va bastante saturado. Añadir que en el hospital Royo Villanova, las consultas externas carecen del espacio necesario que se precisaría tanto en salas de espera como en las diferentes consultas.

El Ayuntamiento de Zaragoza tiene una gran responsabilidad en el transporte público deficitario desde los barrios hasta el mismo hospital Royo Villanova, por lo que con esa cantidad que se presume conseguir, entre 12 y 15 millones de euros de ingresos al Ayuntamiento con la venta de las tres hectáreas de suelo público, se podría solucionar el problema del transporte público a este hospital.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here