CINCOMARZADA 2020 Gran éxito de la Marcha de los Barrios y MANIFIESTO

0
489

  Más de mil personas, en una de las ediciones más concurridas de los últimos años, han participado en la Marcha de los Barrios de la Cincomarzada 2020, desde el Ayuntamiento en la plaza del Pilar hasta el Parque del Tío Jorge, ya rebosante de gente y con la fiesta en pleno apogeo. Acompañados por las Comparsas de Cabezudos, la música de los Bucardos y los Gaiteros del Rabal, la Marcha ha sido recibida por la vicealcaldesa Sara Fernández, el concejala de Participación Ciudadana Javier Rodrigo y la concejala del Distrito del Rabal, Lola Ranera. En el escenario principal el presidente de la FABZ, Manuel Arnal, se ha dirigido al numeroso público presente y ha leído el Manifiesto (leer más abajo) que resume las principales reivindicaciones del movimiento vecinal en esta Cincomarzada (VER). Como otros años también, el presidente de la FABZ ha entregado sendas placas de reconocimiento a tres compañeros de las Asociaciones de Arrabal, Barrio Jesús y Las Fuentes, Jesús Martín, José Antonio Cañizares y Marisa Gracia, respectivamente, por sus muchos años de dedicación al trabajo desinteresado en sus asociaciones y en las Comisiones de Mayores y de la Mujer de la FABZ.

Al término del acto, tras una breve llovizna, que no ha amilanado a los cincomarceros acostumbrados a mayores inclemencias, el sol ha vuelto a iluminar la fiesta que ha continuado con el programa previsto, con los paseos del Parque llenos a rebosar de puestos y paradas de los colectivos y asociaciones participantes, y de los miles de zaragozanos y zaragozanas que un año más disfrutan de este día de alegría y reivindicación.

 

ES HORA DE INVERTIR EN LOS BARRIOS

La Cincomarzada, desde su reinstauración hace 41 años, ha sido una fiesta popular laica, multicolor y reivindicativa de los vecinos y vecinas de Zaragoza, organizada por su movimiento vecinal.

Como cada año la FABZ, si el tiempo lo permite, vuelve al Parque del Tío Jorge, con las demandas de los distritos y sus barrios, tanto urbanos como rurales. Algunas de estas demandas gozan de gran solera, ya que año tras año las planteamos, pero caen en el olvido de los sucesivos gobiernos  municipales. Pese a ello nosotros, con alegría, firmeza y sin caer en el desaliento, las recordamos una vez más.

Este año hay un sentir de frustración mayoritario entre la ciudadanía ya que, tras un duro ajuste económico, es necesaria una clara iniciativa de actuaciones repartidas por toda la ciudad sin que se hayan visto reflejadas en el presupuesto municipal. Empezando por los distritos donde se dan las necesidades de rehabilitación integral de viviendas y su entorno, edificación de pisos de alquiler social, equipamientos e infraestructuras, movilidad sostenible, etc.

El parón inversor no puede camuflarse enajenando suelo público para financiar la reforma de La Romareda, a mayor satisfacción de los intereses de una sociedad anónima deportiva. Lo verdaderamente urgente son actuaciones en zonas de nuestros barrios con claro riesgo de exclusión social: Delicias, San José, Las Fuentes, Casco Histórico, Torrero-La Paz, Picarral, etc. También hay equipamientos muy necesarios en viejos y nuevos desarrollos urbanísticos: Centros Cívicos en Hispanidad, Parque Goya, Casa del Barrio de Arcosur, ampliación de comedores en Centros de Mayores, puntos limpios, etc.

Es evidente que nuestras, calles, aceras, parques, arbolado y otras infraestructuras municipales también requieren de un aumento de dotación de partidas plurianuales, bajo el paraguas planificador de los Planes de Barrio, y el necesario instrumento de los presupuestos participativos.

Zaragoza no puede quedarse parada en la competición de las ciudades más pujantes, siendo la quinta ciudad del Estado, vemos con preocupación la falta de proyectos estratégicos de futuro con gran consenso ciudadano, social y político.

Han transcurrido 12 años desde la Expo, y el Plan de Riberas sigue todavía inconcluso en San José y La Paz, y hace falta una puesta a punto de lo ejecutado en su día, por no hablar del tramo urbano del río Huerva o el corredor verde en su integridad. Contamos con edificios emblemáticos de titularidad municipal a la espera de su rehabilitación y uso (Palacio Fuenclara, Giesa, Torre Ramona, Averly, Antigua Cárcel de Torrero, Harinera San José,…), y otros de titularidad del Gobierno de Aragón (Antigua Escuela de Artes, Teatro Fleta, edificio de los Juzgados…). Y por cierto, el Gobierno de Aragón sigue girando recibos del controvertido ICA, y sin embargo nadie responde sobre quién va a pagar las cuantiosas inversiones que necesitan la ciudad y sus barrios rurales en abastecimiento, saneamiento y depuración.

Una ciudad que corre el riesgo de perder “el tranvía” del futuro de la movilidad sostenible, si no lo remediamos, y tampoco puede perder una dinámica que, consistorio tras consistorio, ha hecho de Zaragoza una gran ciudad inclusiva, solidaria y muy proactiva en la promoción y defensa de sus ciudadanas.

Esta Cincomarzada de 2020 daremos nuevamente ejemplo de civismo con la colorida participación y disfrute en armonía de esta gran fiesta ciudadana en el querido Parque del Tío Jorge, que cuidaremos, recogiendo y reciclando nuestros residuos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here