Entidades en Pleno Presupuestos: Economía social, Cooperación, Derechos sociales

0
230

Intervenciones de las entidades sociales de Economía Social, Cooperación al Desarrollo y Derechos Sociales, en el Pleno sobre Presupuestos municipales 2020, que han sido finalmente aprobados, sin recoger ninguna de sus reclamaciones, con los votos de Vox, C,S y PP

 

ECONOMÍA SOCIAL Y TERCER SECTOR . Adrián Serrano, presidente de Asociación de Economía Social de Aragón) 

Desde la Asociación de Economía Social de Aragón, CEPES Aragón,  que  agrupa a las siguientes diez organizaciones,  la Asociación Aragonesa de Empresas de Inserción (AREI), la Asociación Aragonesa de Cooperativas y Sociedades Laborales (ASES), el Comité de entidades representantes de personas con discapacidad (CERMI Aragón), las Cooperativas Agro-alimentarias, la Coordinadora Aragonesa de Voluntariado, la Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS), la Patronal Aragonesa de la Discapacidad (PADIS), la Red de Economía Alternativa y Solidaria de Aragón (REAS Aragón), la Red Aragonesa de Entidades Sociales para la Inclusión y la Unión de Cooperativas de Enseñanza en Aragón (UCEA).

Estamos convencidos que apoyar la ECONOMÍA SOCIAL es desarrollar una ZARAGOZA MEJOR

La Economía Social, extendida a escala mundial, se caracteriza por su vocación de servicio a las personas y la sociedad, la ausencia del lucro individual, la autonomía y su compromiso ético. Estos principios tienen una traducción práctica y fácilmente comprensible que se refleja en los aportes que las empresas de Economía Social realizan a nuestra ciudad.

Destacaremos, entre otros, los siguientes:

  • La ECONOMÍA SOCIAL aporta DEMOCRACIA

Las empresas, cooperativas, asociaciones y otras formas jurídicas que caben en la Economía Social se rigen por principios de transparencia, igualdad y participación, que aportan a la economía unos valores democráticos en el ámbito empresarial.

  • La ECONOMÍA SOCIAL aporta INCLUSIÓN

Gracias a su compromiso con la igualdad de oportunidades, la inserción social mediante el empleo de calidad y el fomento responsable del desarrollo local. La Economía Social corrige las desigualdades sociales, evita la exclusión de personas desfavorecidas y transforma las prácticas económicas para hacerlas acordes con sociedades complejas, equitativas y justas.

  • La ECONOMÍA SOCIAL aporta SOLIDARIDAD

Los beneficios de las empresas son reinvertidos, o destinados a mejorar las condiciones de trabajo, ampliar los puestos de trabajo, ofrecer formación o incorporar mejores herramientas. De esta manera, la Economía Social favorece la redistribución y circulación de la riqueza, incide sobre la calidad de vida y amplía su alcance incorporando a nuevas capas de población y extendiendo su vocación igualitaria.

  • La ECONOMÍA SOCIAL aporta SOSTENIBILIDAD

Nuestros valores fundamentales y las prácticas cotidianas que de ellos se desprenden, están alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y nuestras empresas son actores transversales que aportan soluciones innovadoras a los retos actuales.

  • La ECONOMÍA SOCIAL aporta RESULTADOS

En Aragón existen más de 10.000 organizaciones que ofrecen empleo directo a más de 23.000 personas (un 4% del total en la comunidad) y facturan alrededor del 6,5% del PIB aragonés y del 10% en el ámbito estatal (2.500 millones de euros anuales en Aragón). La Unión Europea la definió, ya en 2015, como “motor clave del desarrollo económico y social”.

Recogiendo las líneas marcadas por el Parlamento Europeo, la Estrategia Española de Economía Social aprobada a finales del 2017 indica que la Economía Social  juega un rol esencial en el desarrollo económico conjugando rentabilidad y solidaridad, creando empleos de calidad, promoviendo una ciudadanía activa, la solidaridad y una forma de economía dotada de valores democráticos, que sitúa al ser humano en primer plano y contribuye al desarrollo sostenible , a  la  innovación  social, medioambiental y tecnológica.

Por lo tanto se desprende que todas las Administraciones Públicas en sus diferentes niveles deberían desarrollar políticas y tomar medidas que garanticen el fomento y difusión de la Economía Social.

En este sentido, Zaragoza ha sido pionera con la elaboración de una Estrategia de Impulso de la Economía Social en la ciudad, aprobada en 2018 por el Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza. Sin embargo no se han traducido en ninguna medida dentro de los actuales presupuestos.

Desde la Asociación de Economía Social de Aragón, Cepes Aragón,  junto a numerosas personas y un gran número de organizaciones sociales de Zaragoza, solicitamos al Gobierno municipal que rectifique su propuesta de presupuestos para 2020 e incluya las partidas necesarias para el desarrollo de la Estrategia de Impulso de la Economía Social en la ciudad de Zaragoza, como por ejemplo el convenio con la Asociación Aragonesa de Empresas de Inserción AREI, el convenio con Tranviaser, el convenio con TIEBEL, los convenios con REAS, la partida presupuestaria con la Coordinadora Aragonesa de Voluntariado y de esta manera garantizar la equidad, la sostenibilidad, la inclusión y el impulso de la economía social de la ciudad.

COOPERACIÓN INTERNACIONAL, Ceren Gergeroglu Akgul, presidenta FAS

Desde la Federación Aragonesa de Solidaridad, Hija Predilecta de esta ciudad, y en nombre de las 45 ONGD que la integran, diversas y plurales, queremos mostrar nuestra máxima preocupación por la posible aprobación en este Pleno municipal de unos presupuestos que reducen en 500.000 euros lo presentado inicialmente por el equipo de gobierno para cooperación al desarrollo.

Hace bien poco, en septiembre de 2017, se renovó el Pacto por la cooperación al desarrollo para el Ayuntamiento de Zaragoza, con una declaración institucional del Pleno firmada después por todos los grupos municipales existentes en la corporación anterior. Un Pacto que también les comprometía durante esta legislatura. No podemos permitir que se rompa un acuerdo unánime que supone un orgullo para la ciudad.

Ser una de las ciudades más solidarias de España no puede ser el argumento que justifique reducir precisamente nuestra solidaridad, como se ha pretendido aducir. Puestos a compararnos, hagámoslo con otras instituciones aragonesas que todavía son más comprometidas que este Ayuntamiento. No miremos hacia abajo, miremos hacia arriba.

El recorte anunciado además de romper el Pacto por la Cooperación nos aleja del 0,7% establecido por Naciones Unidas como mecanismo para la erradicación de la pobreza, y rechaza el consenso mundial que representan los Objetivos de Desarrollo Sostenible como estrategia para reducir las desigualdades y trabajar por las personas más vulnerables. No es razón admisible la mejora de la situación de las clases desfavorecidas locales, a las que obviamente hay que atender, como lo pide la misma Agenda 2030. Esa frase, “primero los de aquí”, es la peor guía que pueda plantearse para una política que pretenda construir polis, ciudad, ciudad universal y globalizada como está pidiendo a gritos la evolución de la conciencia humana.

Nos sorprende cómo el Partido Popular en otros momentos de gestión de este Ayuntamiento mantuvo y apuntaló unas políticas consecuentes en materia de cooperación al desarrollo y cómo ahora no las está defendiendo de igual manera, aceptando una reducción que afecta directamente a las personas más empobrecidas.  Estamos ante un presupuesto municipal mayor -y según parece, con menor endeudamiento-, por lo que nos cuesta entender bajo qué argumentos el equipo de gobierno ha aceptado no mantener la propuesta inicial de su borrador de presupuestos y disminuir la partida de cooperación, especialmente cuando desde el inicio de su mandato, el actual Consejero de Acción Social y de Familia ha defendido la competencia de este Ayuntamiento en materia de cooperación  y el buen hacer de los técnicos municipales y la transparencia, control y rigor de las subvenciones y convenios de este área. Así animamos al resto de consejerías a que gestionen el dinero con la misma transparencia en la baremación, rigurosidad en el cumplimiento de los proyectos, presupuestos aprobados y seriedad, escrúpulo en la justificación que en cooperación.

Reclamamos el cumplimiento del Pacto por la cooperación al desarrollo en su totalidad, y recordamos especialmente el punto que habla de la coherencia de las políticas con el desarrollo. Parece que no se está teniendo en cuenta, ya que en los presupuestos se proponen recortes en áreas tan sensibles como medio ambiente, participación ciudadana o lucha contra la violencia de género, aspectos recogidos en los Objetivos de Desarrollo Sostenibles de la Agenda 2030 y que están dentro del ADN de las ONGD miembro de la FAS y por los que luchamos en cualquier lugar del planeta.

Por todo ello, pedimos compromiso, coherencia y responsabilidad a los dos partidos del Gobierno para que Zaragoza siga siendo una ciudad solidaria, acogedora e inclusiva, donde los discursos de odio y las políticas que reducen la mirada y encierran la ciudad, no tengan un altavoz tan importante como lo son los presupuestos de nuestra ciudad.

DERECHOS SOCIALES. Ángel Sanz, en nombre de AMEDIAR y Espacio de Derechos sociales 

Hoy 30 de enero se conmemora en los centros educativos una cultura de no violencia y paz. En los centros educativos dicen que este día lo que busca es sembrar valores en los niños y niñas, con el objetivo de crear hombres y mujeres que prefieran hablar en vez de golpear, conciliar en vez de gritar y unirse en vez de competir fieramente unos contra otros. Esto es lo que se conoce como cultura de paz. Que los responsables políticos tomen nota.

AMEDIAR defendemos la extensión de esta cultura de paz, entre otras formas, a través del compromiso institucional y político con todas las modalidades de mediación. Defendemos el modelo mixto de colaboración entre administración y organizaciones sociales preparadas técnicamente y responsables con modelos que no mercantilicen los servicios.

AMEDIAR manifiesta que la decisión de la nueva corporación municipal de cerrar un servicio de mediación comunitaria como el que hemos puesto en marcha y desarrollado a lo largo de 10 años, es una falta de respeto total a la entidad por la manera y justificaciones que se nos han dado, y una desconsideración al valor del trabajo realizado.

Como entidad que cree y trabaja en la mediación, hay ciertos valores que nos dedicamos a favorecer y difundir. La convivencia pacífica, pero se nos ha descalificado y utilizado como arma arrojadiza contra grupos políticos contrarios. La comunicación y la escucha: hasta el día de hoy nadie ha hablado del servicio ofrecido durante diez años, de sus resultados, de sus objetivos, de lo que ha supuesto ponerlo en marcha, trabajar en coordinación con todos los servicios y entidades, ganar la confianza de los vecinos, ni lo que supone interrumpirlo sin más. Reconocer en igualdad al otro y desde luego no humillarlo. Se ha cerrado un servicio sin dar importancia a la repercusión y el perjuicio para los barrios que atendía.

La colaboración y confianza entre personas, entre organizaciones sociales y las instituciones y administración, creemos que son incompatibles con ese lenguaje, con esas formas y con esas decisiones.

ESPACIO DE DERECHOS SOCIALES

En el Espacio de Derechos sociales estamos enormemente preocupados por las consecuencias que van a derivarse de los presupuestos. Apoyados por entidades como el Colegio de Trabajo Social de Aragón y multitud de ciudadanos particulares, hemos recogido 815 alegaciones individuales contra el apartado de las Ayudas de urgencia. 815 ciudadanos y ciudadanas (que no son una única persona, señora Navarro; si no, invítenos usted a una comida y verá cómo no cabemos en una mesa) que se han sentido alarmados:

En primer lugar porque la dotación presupuestaria prevista, 9.380.000 euros, es inferior en más de 200.000 euros a la cantidad efectivamente ejecutada hace dos años, en 2018. La crisis económica no ha pasado; las situaciones de vulnerabilidad y precariedad son y van a ser por mucho tiempo permanentes, estructurales. Por lo tanto, las Administraciones públicas, el Ayuntamiento de Zaragoza en nuestro caso, deben garantizar mecanismos permanentes de atención a estas situaciones de vulnerabilidad.

En segundo lugar, porque la forma como se pretende gestionar parte de este presupuesto disminuido para las Ayudas de urgencia, en el capítulo IV, como subvenciones en concurrencia competitiva, dejará a muchas personas fuera, excluidas de este tipo de ayudas y supondrá una tramitación larga y burocrática que, además de cargar de trabajo innecesario a los profesionales de los servicios sociales, hará que estas ayudas, cuando lleguen a prestarse, no cumplan con el objetivo de “resolver situaciones de emergencia”, como dice la LEY 10/2016, de 1 de diciembre. Supongo que ya habrá leído, señor alcalde, el Informe del Justicia de Aragón de 21 de enero de 2020 en el que se nos da la razón. No sólo ciudadanos y ciudadanas reclamamos que las Ayudas de Urgencia se mantengan como prestaciones de los Servicios Sociales y no como subvenciones. Ahora es también una de las instituciones más prestigiosas de nuestro ordenamiento la que le insta en esta dirección.

Claro que este tratamiento de las Ayudas de Urgencia no responde a una cuestión puramente técnica. Se trata de una política bien pensada por ustedes, el gobierno de PP y Ciudadanos con el apoyo estratégico de VOX, para perjudicar, para hacer sufrir como culpables a la parte más débil y vulnerable de nuestra sociedad (los pobres son siempre los culpables), aquella que, excluida por el mercado, sólo puede tener la solidaridad pública a la que todos nosotros, también ustedes, estamos obligados por mandato constitucional en un Estado Social y democrático de derecho. Pero a ustedes sólo les interesa la solidaridad entre los ricos y poderosos o en todo caso, la caridad con “sus pobres”. Este recorte explícito a las Ayudas de urgencia forma parte del recorte que este presupuesto de PP-C’s-Vox aplica a todas las partidas sociales que tanto prestigio han dado históricamente a este Ayuntamiento, calificado como Excelente en su gasto social por la Asociación de Directores y Gerentes en Servicios sociales. Pero a ustedes ni les importa este título de Excelencia ni la movilización de tantas personas, movimientos y entidades sociales que hoy estamos aquí manifestándonos solidariamente contra sus políticas antisociales, anticiudadanas.

ECONOMÍA SOCIAL Y TERCER SECTOR . Adrián Serrano, presidente de Asociación de Economía Social de Aragón)

COOPERACIÓN INTERNACIONAL, Ceren Gergeroglu Akgul, presidenta FAS

DERECHOS SOCIALES. Ángel Sanz, en nombre de AMEDIAR y Espacio de Derechos sociales 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here