Valdefierro también reclama su Plan de Barrio en el Pleno del Ayuntamiento

0
297

Como Las Fuentes y San José (VER), la Asociación Vecinal de Valdefierro «Aldebarán» intervinó en el pasado Pleno municipal para reclamar su Plan de Barrio, también comprometido con el consenso de los grupos municipales en la anterior legislatura y que, como aquellos, este año ha sido suprimido «gracias» a los votos de Vox, PP y C,s.

Hay que señalar que el compañero Jorge Navarro fue interrumpido por el alcalde Azcón por pasarse unos segundos de los escasos cinco minuticos que se conceden a estas intervenciones vecinales. Al parecer, no le gustaba lo que estaba oyendo, al igual que luego no le gustaron las palabras de la portavoz del grupo socialista, Pilar Alegría, a la que contestó con una evidente falta de respeto, lo que motivó el abandono del Pleno de toda la oposición, como bien ha informado la prensa local

Intervención de la AV. Valdefierro Aldebarán:

Lo primero buenas tardes: al señor Alcalde, a los y las concejalas del gobierno y de la oposición, así como al resto de asistentes al pleno.

Somos parte de la Asociación Vecinal Aldebarán de Valdefierro y, por lo visto, hemos tenido que venir aquí a recordarle al gobierno municipal que pagamos impuestos igual que el resto de la ciudad, y que nuestras reclamaciones no pesan menos que las de otros barrios más grandes, por muy pequeños que podamos ser nosotros.

Por supuesto nunca vamos a pedir menos para nadie, pero tampoco vamos a consentir que se nos deje a nosotros sin nada, y menos habiendo un compromiso previo de ejecución de nuestro Plan de Barrio. Lo sentimos pero no vamos a aceptar ahora que el gobierno municipal se eche atrás.

El Plan de Barrio de Valdefierro se hará sí o sí. Si quieren sumarse, súmense, si no, lo redactaremos las asociaciones y entidades del barrio de manera participada y participativa, consultando a los vecinos y vecinas sobre las prioridades y necesidades que tenemos. Y si hace falta nos recorreremos los servicios municipales para suplir lo que parece ser un desinterés galopante del gobierno. Y una vez redactado lo publicaremos donde sea conveniente, e intentaremos que por fases se lleve a cabo. Gobierne quién gobierne.

Valdefierro fue reconocido por el Ayuntamiento como parte de la ciudad hace 50 años, si bien es verdad que los primeros asentamientos se produjeron un cuarto de siglo antes, fruto de migraciones interiores, principalmente de Andalucía y Extremadura, y que hoy son tan zaragozanos como cualquier otro.

Pero ¿saben qué?, a lo largo de todos estos años, hay algo que no ha cambiado ni un ápice y esperemos que nunca lo haga, el fervor social y asociativo que se respira en nuestro barrio. Y esto ha sobrevivido a muchos gobiernos, democráticos y no democráticos.

Lo que hoy venimos a reivindicar no es ninguna utopía ni algo irrealizable, pedimos que se nos escuche, y tranquilos que por nuestra parte no será.

Sabemos que en los nuevos presupuestos, y siendo un proyecto heredado del ejercicio anterior, parece que se llevará a cabo la intervención urbanística en la calle Osa Mayor, y que, vista la inversión que pretenden realizar en otros barrios, casi parecería que nos tendríamos que dar con un cantico en los dientes. Pero no, no va a ser así.

Porque hay muchas cosas pendientes sí, pero es que para bastantes de ellas no hace falta una partida presupuestaria con nombre y apellidos, sólo hace falta voluntad política. Y que si las Juntas de Distrito funcionaran como deberían, se podrían acometer de manera mucho más sencilla, y no tener que rogar, servicio por servicio, que nos hagan un poco de casico y que si eso, si pasan cerca del barrio, echen un vistazo:

  • A que la plaza Armonía da bastante penica verla.
  • Los alcorques de la calle Orión están vacíos desde tiempos remotos.
  • El Potrero cada día está más desangelado, barrizales, bancos rotos, una pista de patinaje sin árboles que den sombra ni mobiliario urbano ninguno.
  • Las escasísimasas zonas verdes que tenemos están en un estado bastante lamentable.
  • Y sí, para la Expo nos hicieron el “parque Valdefierro”, pero no se dejen engañar, no es un parque, son toneladas de hormigón junto al Canal, y que encima está superdescuidado.
  • La necesidad de rebajes en muchas aceras.
  • El estado del asfalto del entorno de la plaza Inmaculada.
  • Los múltiples solares sucios y sin vallar.

Y repito: la gran mayoría de estas cosas se pueden hacer con partidas ya existentes en el presupuesto de 2020, y con o sin Plan de Barrio pensamos exigirlas todas las veces que sean necesarias.

Y por supuesto que también hay otras necesidades que ya son más complejas de resolver, y que si este año no han podido ser, volveremos el año que viene a recordárselas. Y así hasta que lo consigamos, que si algo nos caracteriza a las Asociaciones Vecinales, y más a las aragonesas, es la de ser bien cabezudas: si en nuestro barrio falta algo, por descontado que al final lo conseguiremos, y lo harán aunque sea por quitársenos de encima.

  • Empezamos por la accesibilidad. Tenemos un barrio en el que es muy complejo desplazarse en silla de ruedas, a los ya comentados rebajes, le sumamos la existencia de decenas de postes en las aceras que es necesario suprimir.
  • Valdefierro tiene un déficit de movilidad intraurbana importante. Tenemos dos líneas de bus que si bien son útiles, nos hacen necesitar de varios trasbordos para llegar a según qué partes de la ciudad. Como solución temporal previa a un profundo estudio de movilidad, o como solución definitiva si así se considera desde los servicios municipales, pedimos la prolongación de la infrautilizada línea 57 hasta la calle Vía Láctea, nos parece lo más adecuado.
  • La plaza Inmaculada, centro neurálgico del barrio, necesita un lavado de cara, cada día se degrada más y será necesario intervenir a medio plazo.
  • Tenemos un Centro Cívico ya entrado en años, que por el mismo fervor asociativo que comentaba antes, se ha quedado pequeño, y ya no hay suficientes espacios para todas las entidades solicitantes.
  • El Corredor Verde. Mira que es bonito, y lo poco se cuida. Es necesaria una solución para su reparación y mantenimiento. Y esto sí que no puede esperar varios años, pues el deterioro acabará siendo irreversible.
  • Tenemos también el tema del Buen Pastor. Aquí la propiedad es de la DGA, pero es necesario trabajar de común para solucionar el problema, si ya no tratar el edificio en sí, el entorno podría convertirse en ese pulmón verde que nuestro barrio no tiene, y que a todas luces necesita.
  • Los jóvenes tenemos fecha de caducidad en el barrio: poca vivienda disponible, y la que hay tiene precios prohibitivos, y con los salarios que cobramos… No nos queremos ir, eh, pero vamos a acabar yéndonos nos guste o no. Por eso necesitamos inversión en vivienda pública de alquiler.
  • La conexión de Valdefierro con Montecanal y Rosales del Canal mediante dos puentes iniciados pero nunca terminados. Unos añicos llevamos ya reivindicándolos, y ahí seguiremos hasta que lo consigamos.
  • El comercio de cercanía tiene en nuestro barrio un gran agujero negro en la antigua carretera Madrid, en un entorno ultracompetitivo. Así que la creación de un plan de fortalecimiento del pequeño comercio, se empieza a volver algo urgente: ¡no queremos que se cierren más persianas!
  • La naturalización del Parque Valdefierro. Queremos pasar de tener un esperpento gris junto al Canal, a convertir la zona en un espacio vivo y dinámico, donde apetezca ir a algo más que a sacar al perro.
  • Y por último, el impulso a la identidad propia. No somos un barrio dormitorio, ni queremos serlo. El modelo de construcción modular, de urbanizaciones cerradas, nos desagrada enormemente, es necesario dotar de más vida al barrio para romper estás dinámicas cantonalistas.

Todo esto no es un capricho. Necesitamos un Plan de Barrio para poner sobre la mesa todas las carencias que tenemos en nuestro día a día. No queremos ser más que nadie, pero tampoco menos.

Y ojo, no pretendemos (AÚN) culpabilizarles de que todo esto no esté hecho. Nada más lejos de la realidad. Sólo pretendemos decirles que cancelar nuestro Plan de Barrio es condenarnos a que nuestras reivindicaciones históricas sigan en los cajones de este ilustrísimo Ayuntamiento. Espero que reflexionen.

Gracias por su atención y buenas tardes.

Jorge Navarro y Juliana Algaba, de la AV. Valdefierro, en el Pleno