MANIFESTACIÓN contra el ICA. Comunicado y FOTOS

0
81

Una vez más los zaragozanos y zaragozanas se han manifestado por la derogación del ICA y la reforma de la ley que lo sustenta. Una vez más la FABZ, como parte de la RAPA, participó en la protesta y cientos de vecinos de todos los barrios, San José, Arrabal, Torrero, La Paz, Actur…, clamaron contra este impuesto abusivo e injusto que está gravando duramente las economías familiares, que no quieren pagar más que el resto de los españoles (VER artículo) y que no van a reblar en la lucha hasta conseguir esa gestión pública y eficiente del agua que reclaman en su pancarta

Presentamos a continuación el COMUNICADO leído por el presidene de RAPA, Enrique Gracia, al término de la manifestación:

Gracias amigos y amigas por venir hoy nuevamente a este acto de protesta convocado por la RAPA. Por tercer año consecutivo, nos hemos visto obligados a llamar a la ciudadanía de Zaragoza a la protesta cívica y democrática contra el abuso del ICA. Lo hemos tenido que hacer a pesar de que el actual Gobierno de Aragón se constituyó fijando entre sus compromisos la inmediata supresión del ICA y su sustitución por otra figura tributaria más equitativa y justa.

El Gobierno tiene el compromiso de cambiar la legislación que regula el ICA, pero a día de hoy está claro que no lo pretende hacer ni con carácter inmediato ni en la dirección correcta, despreciando las propuestas alternativas que desde la RAPA le transmitimos en numerosas ocasiones. El proyecto de Presupuestos aprobado por el Consejo de Gobierno vuelve a prever que paguemos en en el año 2020 en concepto de ICA cantidades similares a las de este año, 66.100.000 euros. El Gobierno se está equivocando al ignorar a la RAPA, al negarse a recibirnos y negociar los cambios legales con nuestras organizaciones.

Porque, que no se equivoque, no habrá solución a este conflicto social sin dar satisfacción a las demandas ciudadanas que la RAPA representa. Lo hemos podido apreciar claramente estos días en las acciones informativas en nuestros barrios. La gente está cabreada, está harta de este expolio fiscal para nutrir el negocio de unos pocos y de la insensibilidad social y el cinismo del Gobierno, pero no está vencida.

El ICA está completamente desacreditado a ojos de la ciudadanía, el mensaje de la RAPA se ha entendido y cuanto más insistan en imponerlo, más respuesta social habrá. Estamos convencidos de que los más de 100.000 hogares que el año pasado no pagaron el ICA volverán a negarse a hacerlo, que en Zaragoza volverán a presentar reclamaciones en los próximos días varios miles de abonados, que más de 5.000 personas expresarán su queja al Justicia de Aragón.

No hay nadie que en esta situación entienda la irresponsabilidad y la ceguera política del Consejero de Medio Ambiente negándose a aceptar la mano que desde las organizaciones sociales le tendemos para acordar una salida sostenible y justa al modelo de desarrollo y financiación de la depuración, más aún cuando tras cuatro años en su responsabilidad tan solo ha conseguido empeorar las cosas.

Pero tenemos que ser comprensivos, el señor Olona tiene problemas más prioritarios de los que ocuparse. Sí. Está demasiado ocupado convirtiendo Aragón en un territorio sin ley para las grandes integradoras internacionales del porcino que amenazan la vida en nuestros pueblos; está el pobre que no vive ante las demandas de la empresa mixta Aramón y sus esfuerzos por acabar con los últimos parajes vírgenes del Pirineo.

Para esto sí hay dinero, pero no para poner en marcha las alternativas al modelo de de depuración que la RAPA viene reclamando. Pero tiempo al tiempo, porque estamos convencidos de que, más pronto o más tarde, el Gobierno tendrá que ceder o le obligaremos a hacerlo por la protesta ciudadana o consiguiendo que los tribunales españoles o europeos nos hagan justicia.

El Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración, que fue la operación de privatización del agua más costosa de Europa, extendió sus efectos tributarios a todo Aragón con la única finalidad de que las gentes de Zaragoza fuéramos quienes pagáramos principalmente los sobrecostes generados por el modelo privatizador.

Así, Zaragoza quedó abandonada a su suerte, teniendo que pagar a través de sus tasas la depuración de sus aguas residuales, más de la mitad de las que se producen en Aragón, y a través del ICA la tercera parte del brutal coste de las depuradoras gestionadas por el Instituto Aragonés del Agua. Nadie quiso entender que el ciclo del agua en una ciudad del tamaño de la nuestra requiere para garantizar la calidad y sostenibilidad de sus servicios de continuas inversiones de mantenimiento y mejora, que actualmente no debieran ser inferiores a 20 millones de euros anuales, una cantidad similar a la que abonamos en concepto de ICA.

Si queremos evitar que la gestión del agua en Zaragoza se deteriore al seguir acumulando déficit inversor sólo quedan ahora dos salidas: o incrementar las tasas de abastecimiento y saneamiento, lo que es a todas luces imposible tras la imposición del ICA sin ahogar la economía de las pequeñas empresas y de muchas familias o aplicar la propuesta que plantea la RAPA, reducir drásticamente las aportaciones al Plan de Saneamiento suprimiendo el ICA y sustituyéndola por una figura impositiva de impacto económico mucho menor.

Por eso hoy sorprende, y lo debemos denunciar con toda contundencia que, mientras la ciudadanía de Zaragoza protesta, su actual alcalde se frote las manos esperando que la incapacidad del Gobierno de Aragón para encontrar soluciones le aboque a pactar con él una salida a cambio no de una rebaja, sino de una parte de la recaudación.

Al Señor Azcón hay que recordarle que hace casi tres meses que le pedimos una entrevista para explicarle nuestra postura y pedirle que, si no ayuda, al menos no sea un obstáculo en la búsqueda de una solución para Zaragoza. Cuando se abusa de la ciudadanía, cuando se le esquilma fiscalmente, lo que la gente espera de su alcalde es que les defienda, no que pida una parte del botín.

La manifestación de hoy no es un acto de fin de campaña, sino un punto y seguido en nuestras acciones de protesta. Si la semana que viene el Gobierno de Aragón no se muestra dispuesto a recibirnos, si no se aviene a pactar una reforma legal con quienes representamos los intereses de los vecinos y las vecinas, de pensionistas y trabajadores, de usuarios y consumidores, de ecologistas y movimientos sociales; si sigue prefiriendo entenderse solo con el lobby del agua y con quienes sólo le dicen lo que quiere escuchar, que tenga claro que la protesta continuará y quedaremos legitimados para extenderla e intensificar sus acciones, tanto en el plano de la movilización social como de la acción jurídica.

No vamos a parar hasta obtener nuestros objetivos. Os animamos a todos y todas a seguir extendiendo los materiales de la campaña por la supresión del ICA y a continuar pendientes de las movilizaciones que irá anunciando la RAPA.

Muchas gracias por vuestra asistencia y vuestro apoyo. Muchas gracias.

MÁS INFO WEB RAPA

EN ESTA WEB