La AV. Arcosur reclama mejor frecuencia de la L-59, marquesinas y dársenas

0
89

La Asociación Vecinal reclama mejorar la frecuencia de la línea 59, la única que tiene el barrio. Demanda además la instalación de marquesinas para protegerse de las inclemencias y dársenas para subir y bajar con los carritos de niñ@s

La Asociación Vecinal de Arcosur ha solicitado al Ayuntamiento de Zaragoza que mejore la frecuencia de la línea 59 ARCOSUR-TRANVIA, única línea de transporte público que tiene el barrio, para que sea similar a las de otras líneas de los barrios aledaños. En la actualidad, la L-59 tiene una frecuencia de 15 minutos desde las 6,45 horas hasta las 21,45, de lunes a viernes, y de 30 minutos para el resto del día, los fines de semana y los festivos, mientras que las líneas de Valdespartera, Rosales o Montecanal las tienen de 6/8 minutos, durante todos los días de la semana.

La Asociación insiste que la L-59 es la única línea que les lleva hasta el tranvía, único medio, a su vez, para la comunicación con el resto de la ciudad.

Además, la Asociación señala otros problemas de la línea como es la incertidumbre de poder subir al autobús ante la posibilidad de encontrar ocupada la plaza de minusválidos donde se ubican los carros de bebés. Como es sabido Arcosur es un barrio de parejas jóvenes con un muy elevado índice de natalidad (por ejemplo, 189 nacidos en 2016), por lo que la incertidumbre de poder subir al bus con el carrito les obliga sin remedio al uso del vehículo particular.

Asimismo la Asociación reclama al Ayuntamiento la imperiosa necesidad de la instalación de marquesinas en las paradas que se encuentran en dirección al tranvía, en las cuales los usuarios esperan la llegada del autobús, así como la instalación de dársenas en todas las paradas, como las existentes en el resto de la ciudad, para facilitar, el ascenso y descenso de los viajeros, los carros de niños y las sillas de ruedas.

Por último, la Asociación requiere al ayuntamiento que se destine una partida presupuestaria para el embaldosado de las aceras de determinadas paradas de la línea 59 y N4, en las que los pasajeros tienen que subir o bajar del bus en zonas de tierra, con los consiguientes problemas para todos, sobre todo para los coches de niño y si están embarradas. Hubo una primera intervención, en este sentido en años anteriores, pero con la creación de nuevas paradas estas quedaron sin embaldosar. En concreto reclaman actuar en las paradas de la L-59 situadas en la calle Peine del Viento, número de poste 1272; la situada en la calle Fuente de Neptuno, número de poste 1281; y en la del búho N4 situada en avenida 21 de Junio de 2009, número de poste 1273.