APUDEPA denuncia que las naves de Giesa sí están catalogadas

0
155

La Asociación para la Defensa del Patrimonio de Aragón ha hecho público el siguiente comunicado, ante el repentino inicio del derribo de las naves industriales de la antigua fábrica de Giesa en el barrio de Las Fuentes. Para APUDEPA las naves sí están catalogadas y su derribo no está justificado.

El antiguo edificio industrial de Giesa está catalogado por el Ayuntamiento de Zaragoza como de interés arquitectónico b, como lo indica su ficha catalográfica. No es cierto, por tanto, que se derriba lo que no está catalogado, se derriba lo que  está catalogado. Urbanismo y gerencia pueden decir lo que quieran, pero faltan gravemente a la verdad

Otra operación de márquetin que tanto parece gustar al nuevo equipo de gobierno, presidido por el consejero urbanismo de C´s, y que tan bien acogido es por los principales medios de la prensa local, y en concreto ahora por Heraldo de Aragón, que sin ningún espíritu crítico y comprobación lanza títulos y subtítulos en donde derribo y limpieza van unidos, y así otras perlas que no hacen nada más que desorientar al sufrido lector.

El edificio tampoco está en ruina por mucho que lo diga el Gerente, Miguel Ángel Abadía. Está deteriorado, evidentemente, y todo eso, le recordamos, por no cumplir su departamento las obligaciones propias de conservación  que recoge la Ley de Urbanística de Aragón. Es la administración la primera en no cumplir las normas que ellos mismos dictan.

Pues bien, podía haber comprobado el periodista la ficha de catalogación que tiene el Ayuntamiento a disposición de todos en su web. Basta con poner ayuntamiento, catálogo y, a continuación, la calle en donde se encuentra el bien. Si está catalogado aparece su ficha con texto, planta, fotos y bibliografía, como es el caso de Giesa en la calle de San Joaquín, nº 15, en donde figura las intervenciones permitidas, “Rehabilitación”, elementos a conservar, “Volumen, configuración, estructura de cubiertas, fachadas y cerrajerías”, incluyendo la ficha catalográfica, donde se desarrolla la referencia expresa a las naves  industriales con sus imágenes correspondientes. Porque el patrimonio industrial está para  que se le  respete en sus valores esenciales  y no para tratarlo como un pin pan, pun de muñeco de feria.

Además, gracias a las reivindicaciones de la Asociación Vecinal de  las Fuentes y del entorno, que también quedan afectados,  existen el documento de  “Bases para un Plan Director para la Transformación de Giesa en un Equipamiento Ciudadano”, de fecha reciente, en donde figura el Estado Actual y la Propuesta de Actuación en donde se recoge la Redación de un Proyecto para todo el conjunto y donde consta  textualmente  que “el hecho de que el edificio conste de varias naves, con un pasaje central abierto a través de su gran puerta de acceso, permite que pueda ser ejecutado y puesto en funcionamiento en sucesivas fases”. Y si un periodista, o cualquier vecino, se quieren molestar un poco más va a la página del Ayuntamiento y en los Acuerdos del Debate del Estado, Pleno Extraordinario del  30 de noviembre del 2018, ve que se ha acordado:

“El Ayuntamiento de Zaragoza insta al Gobierno de la Ciudad a impulsar en el marco de un proceso de participación desarrollado a través de la Junta de Distrito que defina los futuros y diferentes usos, un plan director enmarcado en el plan de barrio de Las Fuentes con la participación de la Junta de Distrito para la recuperación de la antigua fábrica de Giesa en el barrio de Las Fuentes». Esta moción fue aprobada con 21 votos a favor (ZeC, PSOE, C`s y CHA) y 9 en contra (PP).

De este acuerdo no ha pasado un año. Hoy  Gerencia de Urbanismo nos enseña  por sorpresa su cara de derribo. Conclusión, el antiguo edificio industrial de Giesa está catalogado por el Ayuntamiento de Zaragoza como de interés arquitectónico B, como lo indica su ficha catalográfica. No es cierto, por tanto, que se derriba lo que no está catalogado, se derriba lo que  está catalogado, y bien catalogado,  y el Consejero de Urbanismo y Gerencia de Urbanismo pueden decir lo que quieran, pero faltan gravemente a la verdad. Que no piensen que con esto nos conformamos desde Apudepa porque nosotros sabemos lo que se hace público.  Covachuelas y cabildeos no debieran ser aptos para nuestro representantes políticos,  porque  si es así ¿qué democracia es esta?