Las 80 viviendas tuteladas de Las Fuentes convertidas en un palomar

0
898

La Asociación Vecinal denuncia que se ha cumplido el plazo de entrega de las viviendas tuteladas de Las Fuentes y las obras siguen prácticamente paralizadas

En los últimos días la empresa Dragados ha retirado la grúa

La estructura desnuda de la obra se ha convertido en un palomar

Cuando se cumple el plazo de 20 meses acordados para la finalización de la obra, Dragados mantiene el pulso al Ayuntamiento y retira la grúa del edificio de los 80 alojamientos con servicios compartidos en el barrio de Las Fuentes.

Durante todo este tiempo la empresa ha mantenido la obra con el mínimo progreso posible, ralentizándola de tal manera que resulta imposible realizar una previsión de finalización.

DRAGADOS arrastra una práctica histórica  que la hace POCO FIABLE, ya que tira de manual para “colarse” en los concursos de adjudicación con ofertas más baratas (en este caso un 13%) para posteriormente, como quien saca conejos de la chistera, decir que hay «circunstancias sobrevenidas» que suben el precio y chantajear a la administración de turno. En este caso, los técnicos de Zaragoza Vivienda con su criterio profesional han rechazado este sobrecoste del 13%, con lo que la empresa, ralentizando las obras, parece esperar que el cambio político en el ayuntamiento de Zaragoza favorezca sus intereses.

Las circunstancias sobrevenidas son la EXCUSA PERFECTA que lo único que persigue es un aumento de sus BENEFICIOS a costa del dinero de todos y todas, del dinero de los contribuyentes.

Estamos ante un caso de IRRESPONSABILIDAD por parte de una gran CONSTRUCTORA acostumbrada a echar pulsos a la administración, pero que en este caso, perjudica enormemente los intereses de las personas destinatarias del proyecto, principalmente, personas mayores con escasos recursos, y jóvenes en proceso de emancipación.

La Asociación Vecinal Las Fuentes continúa rechazando este tipo de conductas claramente contrarias a los intereses de los y las ciudadanas que, al final, son los perjudicados y pagadores de este tipo de corruptelas.

Al retirarse la grúa parece que la empresa ha tenido en cuenta el obstáculo que representaba para las palomas del parque, que rápidamente han asumido que este edificio es para ellas “por fín un palomar”. También ellas tienen derecho.