Hay que presentar QUEJAS por las inaceptables esperas del Salud

0
1134

La Comisión de Salud de la FABZ llama a todos los usuarios que padezcan situaciones similares a seguir el ejemplo de este usuario y presentar sus reclamaciones

El vocal de Salud de la Asociación Vecinal Actur Rey Fernando, y presidente del    Consejo de Salud del Centro de Salud Actur Norte, Juan Manuel Puértolas ha dirigido una carta a la subdirectora de Gestión del Servicio de Salud de Aragón a raíz de la QUEJA de un socio de la asociación vecinal por la grave situación coyuntural presentada en la espera de la consulta de oncología del Hospital Miguel Servet.

En dicha carta, reconociendo ciertos avances en algunos servicios del Salud, se insiste en la situación de las inaceptables esperas que refleja la QUEJA presentada por el usuario del servicio de Oncología. Esperas que son producto de la falta de gestión y recursos humanos y no de la dedicación y el esfuerzo de los profesionales médicos, como bien destacan tanto la QUEJA como la carta que a continuación transcribimos.  La Comisión de Salud de la FABZ, apoyando estas denuncias, llama a todos los usuarios que padezcan situaciones similares a seguir el ejemplo de este usuario y presentar sus reclamaciones en las HOJAS DE QUEJAS a las que tienen acceso en los diferentes servicios del Salud. Solo con la presión y la denucia continua conseguiremos mejorar nuestra Sanidad Pública.

Estimada Señora:

Afortunadamente, hasta ahora todavía podríamos decir que tenemos una Sanidad Pública en Aragón bastante buena, si la comparamos con lo que sucede en otras comunidades autónomas que no mencionaré. Además, entre otros, se reconoce desde esta asociación Actur Rey Fernando, el esfuerzo realizado por la administración para la apertura de una planta en el Hospital Royo Villanova,  que el Hospital Miguel Servet de Zaragoza haya abierto recientemente la nueva Unidad de Hospitalización de Psiquiatría para pacientes con procesos agudos, con una dotación de 30 camas, así como el Hospital de día para atención de la salud mental infanto-juvenil en el Centro Salud Parque Goya, que se haya ampliado el convenio con el Hospital de la Defensa para poder atender mejor a los usuarios aragoneses, etc.

Pero tenemos una población cada vez más mayor, con problemas fácilmente solucionables desde la Atención Primaria en colaboración con los usuarios habiendo buena dotación, pero que en muchos casos no son corrientes precisamente. Lo que sucede en estos casos de oncología es muy triste en general y arriesgadamente deprimente como mínimo para los enfermos.

El esfuerzo sobre humano y de sacrificio de los profesionales médicos y técnicos sanitarios, siguiendo al pie del cañón como si se tratase de aguantar hasta la última gota de sangre  en un frente de batalla, (labor que se agradece con el corazón encogido a favor de ellos) les “abrasa” moral y profesionalmente por mucha vocación que tengan. Son personas que atienden a enfermos oncológicos que están esperando hasta 5 horas. A veces vienen desplazados desde lejos. Encima del peso que les provoca la enfermedad, que acuden a consulta con la esperanza de curarla, o al menos aliviarla, se van disgustados y cansados. Esto baja mucho la calidad de la atención sanitaria, merma considerablemente la confianza en los directivos de la salud, en la Institución Salud, en la política, y fomenta la apatía de la sociedad en general. A la vez que baja considerablemente este “valor patrimonial” público tan importante del Estado del Bienestar que es la Seguridad Social.

Tememos que hay sistemas financieros esperando como “rapiñeros profesionales” al atisbo de colocarse en disposición de lanzarse para copar este patrimonio por poco, o nada para ellos, una vez desvalorizado. Nos preocupa que todo lo ganado con esfuerzo y sacrificio en años atrás  se “arriesgue” a irse al traste.

Pedimos que se solucione este problema a la máxima brevedad y que se tenga en cuenta la situación especial de estos pacientes crónicos de modo que puedan sentirse cómodos en la sala de espera con asiento para todos; que se amplíe el número de profesionales  para reducir la espera y que se tenga en cuenta los períodos de descanso del personal médico y de enfermería sin mermar en esencia, la calidad en la atención de los pacientes.

Lo que le ruego encarecidamente en nombre de la asociación que represento para que se solucione el problema cuanto antes.