Intervención de Raúl Gascón en las Jornadas de Presupuestos Participativos 2017: «Tiene que existir mayor definición y exactitud del proceso a realizar…»

0
39

 

Raúl Gascón, miembro del Secretariado de la FABZ y de la Asociación Vecinal del Barrio Jesús, intervino ayer en la primera Jornada sobre los Presupuestos Participativos, organizada por la Catedra de Participación de la Universidad y el Ayuntamiento de Zaragoza. En la Mesa Redonda, moderada por David Vila Viñas, profesor de Filosofía del derecho, participaron, además, José Luis Rivas Elcodo, de la Unión Vecinal Cesaraugusta; Ana Sanromán,  directora general de Economía de Ayuntamiento; y Enrique Cebrián, profesor de Derecho constitucional.

La Jornada fue inaugurada por el alcalde de la ciudad, Pedro Santisteve. La intervención de Raúl Gascón, que fue aplaudida por el público asistente, es la siguiente:

Lo primero, me gustaría dar las gracias a la Cátedra de Participación e Innovación Democrática de la Universidad de Zaragoza por la invitación a la Federación de Asociaciones de Barrios a participar en estas jornadas.

Veo que en estas jornadas, no solo se desarrollan en el Aula Magna de la Facultad de Derecho, con el significado que esto conlleva, sino que la mayoría de los ponentes y participantes son cualificados profesores o catedráticos, o experimentados técnicos en esta área. Así que únicamente quiero, desde mi humildad, describirme como un simple vecino del Barrio Jesús, implicado con el movimiento vecinal y con los procesos participativos. Y que hoy me encuentro aquí, en tan respetable y hermoso espacio, representando, desde el Secretariado de la FABZ, a los cerca de 15.000 vecin@s asociados en las distintas entidades vecinales que la forman, en todos los barrios de la ciudad.

Dicho esto, desde la FABZ, también quisiera denunciar que la noticia publicada en la prensa escrita de esta ciudad sobre la celebración de estas jornadas, tan necesarias para la evaluación de los Presupuestos Participativos 2017,  se refiera únicamente a si la clausura la va a realizar el Dalai Lama, el Papa de Roma o el sursuncorda, y su amistad o enemistad con el actual Alcalde de Zaragoza.

Yendo al grano, quiero señalar en primer lugar que reglamento de Órganos Territoriales y de Participación Ciudadana del Ayuntamientoto, en su Capítulo VI, INSTRUMENTOS MIXTOS DE PARTICIPACION CIUDADANA, artículo 82, establece la posibilidad, a través del Consejo de Ciudad, de promover la utilización de instrumentos de participación local basados en mecanismos de colaboración de los ciudadanos y las entidades de la sociedad civil organizada, como los presupuestos y programas de inversión participativos.

A pesar de que la vigencia de este reglamento data del año 2005, hasta la fecha ningún equipo de gobierno había utilizado esta herramienta de democracia participativa de forma tan general, por lo que desde la FABZ celebramos este impulso, pues consideramos fundamental que las entidades vecinales, las cuales día a día, estamos trabajando y reivindicando por las necesidades de nuestras calles, plazas, barrios y vecinos, podamos también entrar a formar parte en la toma de decisiones de aspectos, que hasta la fecha, o bien se decidían por parte de los técnicos municipales, o bien por las decisiones políticas del gobierno de la ciudad.

Sin embargo, en este primer preámbulo, cuando nos encontramos en el momento inicial de estos Presupuestos 2017, sí que detectamos ciertas carencias que de forma resumida paso a exponer:

-Los Presupuestos Participativos no se pueden organizar a golpe de decreto de alcaldía. Tienen que estar reflejados y desarrollados en el Reglamento de Participación Ciudadana.

-El presupuesto asignado es insuficiente (un 0,70% del presupuesto municipal). Estos 5 millones que se distribuyeron entre los 14 distritos usando criterios de población, accesibilidad, extensión y nivel de renta, resultaban escasos tanto para proponer y realizar determinados proyectos de barrio, como para realizar cualquier proyecto de ciudad.

-Del mismo se quedaron fuera los 14 barrios rurales de Zaragoza, 30.000 vecinos que no han podido participar en este proceso, y que han quedado fuera de la unidad de gobierno y al derecho de igualdad con sus convecinos.

Pasando a cuestiones más concretas, quiero señalar, antes que nada, que desde las distintas asociaciones nuestra implicación con el proyecto durante estos últimos 7-8 meses ha sido total y mucha veces ciega, pues dudábamos del modelo elegido. A pesar de ello, creyéndonos el espíritu de esta herramienta, hemos encabezado e impulsado las distintas mesas y foros de participación, hemos presentado propuestas (firmadas la mayoría de ellas con la identidad propia de las Asociaciones Vecinales) y las hemos defendido ante la ciudadanía con los medios que disponemos.

En contraposición han existido propuestas de «nuevos lobbies de presión» que han visto una oportunidad en estos PP para la consecución de sus intereses, con propuestas realizadas desde sus domicilios y desde el anonimato, pero que una vez conseguidos sus propósitos seguirán sin aparecer por los órganos participativos, como las Juntas de Distrito, a diferencia de nosotros.

Por último, y como se ha constatado en la asistencia a los foros y encuentros que se han realizado, la participación real de la ciudadanía es nula, encontrándonos en dichas reuniones las mismas personas que acudimos a las distintas comisiones y demás órganos de representatividad de la Junta de Distrito correspondiente, con las distintas entidades sociales, culturales, deportivas y educativas.

Cuestiones a corregir

Una vez que comenzaron los PP2017, y ya en el paso desde sus primeras fases de su puesta en marcha, presentación de propuestas, valoración técnica y votación, hasta la actual de ejecución de las propuestas, desde la FABZ hemos detectado las siguientes situaciones, que no sé si explicarlas como errores, fallos o simplemente como cuestiones a corregir para próximas ediciones si es que se decide, como creo que deseamos todos, de nuevo impulsarlo. 

– Cualquier proceso participativo tiene que realizarse después de la aprobación del Presupuesto Municipal. Hay que desechar las prisas.

Sobran los foros de diagnóstico de los distritos. Éste ya lo venimos realizando y plasmando en las Juntas de Distrito. Por eso las propuestas tienen que salir desde las propias comisiones de trabajo de las Juntas, e incluso las propuestas deberían avalarse por varios colectivos, con ello conseguiremos garantizar  el cumplimiento de las demandas vecinales históricas.

– Pero dado, que las propuestas no han nacido desde estos foros, se tenía que haber tenido especial cariño en el seguimiento de las propuestas presentadas, realizando de una forma adecuada tanto la retirada de las mismas, cuando incumplían algunos de los criterios establecidos, como la unificación de propuestas que por su contenido eran similares. Labor que, a nuestro entender, no se realizó.

– Tiene que existir mayor definición y exactitud del proceso a realizar, simplificándolo e intentando que exista una única votación, pues de esta forma se garantizan las expectativas generadas y se evita la inseguridad jurídica. El proceso se debe regular desde el Reglamento de Participación Ciudadana y no usar la fórmula de decreto de Alcaldía, como ya he dicho anteriormente.

Mayor formación y preparación técnica de todos los actores participantes. No sé si por la novedad del proceso, o por su indefinición en alguna de sus fases, nos ha resultado muy complicado conocer detalles importantes de su funcionamiento.

No al anonimato de los proponentes.

– La supervisión del proceso debe hacerse por parte técnicos municipales, no por empresas externas que ni conocen el tejido asociativo de Zaragoza ni la singularidad de los barrios. Desde aquí lanzo la propuesta de que la FABZ debe encabezar y protagonizar cualquier proceso de presupuestos participativos. Como se realiza en otras ciudades en donde estos procesos son liderados por las entidades vecinales y los PP han obtenido un éxito de participación y de resultados.

– Usar distintas herramientas en cada una de las fases para que la brecha digital no suponga un problema a la hora de la participación. Apostar por la participación presencial.

-También en cuanto a la parte técnica, sabemos que si para nosotros ha sido novedoso este proyecto de PP, para los técnicos municipales de urbanismo, de conservación de infraestructuras, de deportes o de movilidad entre otros, también lo ha sido, y entendemos que su implicación en la fase de valoración de los proyectos ha sido decisiva para su consecución. Sin embargo solicitamos mayor definición y detalle de los informes elaborados por los técnicos municipales que determinan la validez de las propuestas. Y tanto en los informes técnicos como en los económicos.

-Mayor agilidad en la aplicación de los remanentes, tanto los existentes generados a la hora del reparto entre las propuestas más votadas, como en que se produzcan a la hora de la licitación de las obras. Una solución sería ejecutar dichos remanentes como plurianuales en el mismo distrito, para no perderlos.

Garantizar las distintas sensibilidades y problemáticas existentes en un distrito por la existencia de Barrios completamente opuestos dentro de una misma delimitación municipal.

Como conclusión final, desde la FABZ no solo apoyamos esta forma de democracia participativa, sino que seguiremos solicitándola para años posteriores. Para ello habrá que dotarla de los medios técnicos y humanos necesarios para que su desarrollo no genere una frustración sobre las expectativas generadas.

E indicar que estamos deseosos por conocer el informe de evaluación del proceso de Presupuestos Participativos que se presentará mañana en estas jornadas.