Abrazo a la Harinera con la Plataforma «Métete en Harina»

0
54

El sábado 3 de junio, la Asociación Vecinal de Casetas, junto a la Asociación de Músicos, la Casa de Juventud y la Junta Vecinal de Casetas, celebran el primer aniversario de la Plataforma “Métete en Harina”, creada para recuperar la antigua Harinera de Casetas como un centro social y cultural que tanto necesita el barrio.

Los actos serán:

A las 17,00 horas, en la Plaza Castillo, Taller: “Imagina tu Harinera”, para niñ@s de 0 a 100 años, que dibujarán comics y pintarán un mural alusivo.

A las 18,00 horas, ABRAZO A LA HARINERA con pasacalles musical desde la Plaza Castillo.

Y a las 19,00 horas, CONCIERTO POR LA HARINERA, con la Casa de Juventud y la Escuela de Música.

 

ARTÍCULO de la Plataforma «Métete en Harina» en LA CALE DE TODAS 106

 

La Harinera del Ebro fue pieza clave dentro del importante tejido industrial que se desarrollo en Casetas el pasado siglo. Acompañadas por la vital actividad del desaparecido Nudo Ferroviario, la Harinera y La Azucarera son solo dos ejemplos de aquella parte de la historia de Casetas a la que podíamos añadir otros muchos ejemplos: El Tejar, La Cerámica, El Florispan, La Fitena, Potain, Tusa etc.. Desgraciadamente, este patrimonio ha sufrido un despojo en forma y contenido cuyo resultado es una desfiguración atroz, en algunos casos una destrucción total.

Más lamentable y preocupante si cabe es el caso de la Harinera pues este proceso ha ocurrido a la sombra de un fallido e inviable proyecto especulativo al calor del boom inmobiliario y el posterior estallido de la burbuja inmobiliaria.

La Harinera del Ebro -hoy ya Harinera de Casetas porque la sentimos y hacemos nuestra- es un ejemplo más de otros muchos que amenazan a la delicada arquitectura industrial que muestran una etapa de producción finalizada pero que debemos preservar. El estado actual de la Harinera está también una muestra palpable del inútil criterio que dispone “conservar una parte “y en la práctica se transforma en “destruir el todo”.

El conjunto de la Harinera tenía hace apenas una década un valor inestimable comprendido en todos los bienes, muebles e inmuebles propios de una industria harinera que apostó por cambiar los sistemas productivos tradicionales y la importación de una maquinaria novedosa.

Hoy la Harinera es el paradigma del desmantelamiento que ha sufrido nuestro barrio a través del desarme mismo de su tejido industrial y evidencia que la protección actual de la Harinera no ha sido suficiente para garantizar la esencia misma del Bien. Pero nos mueve una energía positiva y movilizadora con intención de construir futuro. El futuro que queremos por y para Casetas.

Creemos que algo muy valioso permanece aun escondido entre los muros que delimitan la parcela de la antigua Harinera y es la memoria de un pasado industrial que queremos preservar. Para ello miramos mas allá de los propios muros y proponemos recuperar el valor perdido uniéndolo lo que nos ha llegado “el resto de los restos “industriales de Casetas construyendo entre todos ellos (los restos) y nosotros (los ciudadanos) algo más grande que refleje la historia de Casetas.

Proponemos ubicar en la antigua Harinera, en conjunto con lo que aún queda con el pasado industrial de Casetas, un centro de interpretación de la historia de las fabricas que definieron nuestro barrio, y en las que trabajaron tantos de nosotros de nuestros padres y abuelos. Para ello hemos creado un equipo de trabajo abierto con el que poder definir cuáles son las necesidades de Casetas a las que este nuevo espacio pueda dar solución, siempre manteniendo la identidad del lugar, y tras una adecuada rehabilitación que deje habilitadas una serie de salas polivalentes.

Nuestras primeras gestiones han sido recabar ayuda y colaboración de todo el entramado social del barrio asociación de vecinos, APUDEPA, asociaciones y partidos políticos conformando con ellos una plataforma donde estamos todos representados. En paralelo nos hemos reunido con las Concejalías del Ayuntamiento de Zaragoza implicadas en la eventual recuperación del edificio de la Harinera, así con algunas diputadas autonómicas para presentarles el proyecto y lograr su futuro apoyo. En todos los casos la recepción a nuestra propuesta ha sido positiva, lo que nos hace ser optimistas y los que nos hace confiar que entre todos podremos ir dando solución a los problemas que a buen seguro nos encontraremos en el camino.