PARQUE BRUIL. La Asociación Vecinal conmemora 15 años de intensa actividad. DOMINGO 21

0
46

El próximo domingo, 21 de mayo, en el Parque Bruil, la Asociación Vecinal Parque Bruil-San Agustín celebra una jornada festiva para conmemorar el 15 Aniversario de la Asociación.

A partir de las 10,30 horas habrá animación y juegos infantiles, buen jolgorio y baile con la Orquesta Big Band, y picoteo para los asistentes.

La Asociación Vecinal Parque Bruil-San Agustín fue creada en 2002 por un grupo de vecinas y vecinos para atender los problemas y necesidades de este pequeño barrio que, aun con características propias, quedaba en una zona fronteriza entre otros. En parte integrado en el Casco Viejo, con el antiguo Boterón (calle Sepulcro y entorno del convento de San Agustín), y el de las Tenerías, a estos se sumó en los años 60 el grupo de viviendas de Aloy Sala, conformando un vecindario centrado alrededor del Parque Bruil.

Precisamente la revitalización de este parque ha sido una de las principales preocupaciones de la Asociación, demandando el cuidado de su magnífico, pero avejentado arbolado, su reposición y riego, así como organizando numerosas actividades para promover su uso comunitario. También en este sentido es preciso señalar su reivindicación de ampliar y dar continuidad al Parque acondicionando las riberas del río Huerva hasta su desembocadura.

Otro de los problemas abordados por la Asociación en estos años ha sido la falta de aparcamientos, agravado por la falta de garajes en sus viviendas y la presencia del edificio de oficinas El Trovador, que provoca una gran afluencia de vehículos. Insistente ha sido, en este sentido, la demanda vecinal por la apertura -todavía en curso- del parquin subterráneo de la Escuela Infantil.

Entre sus reivindicaciones más inmediatas –presentadas en el reciente proceso de Presupuestos Participativos- hay que destacar el acondicionamiento de los juegos infantiles de la plaza Tauste, y la apertura de una nueva salida del barrio hacia el paseo Echegaray, a través de la calle Eduardo Ibarra con giro a la izquierda.

Junto a esta labor reivindicativa, la Asociación ha desarrollado múltiples actividades formativas y de convivencia, constituyendo un punto de encuentro para tod@s los vecin@s. Además de un Punto de Apoyo a Mujeres, ofrece actividades dirigidas a l@s mayores, con talleres de memoria cognitiva, de reciclaje, gimnasia en el Parque Bruil, paseos cardio saludables, talleres de psicología, mercadillos solidarios, tertulias, cine-forum, etc. Participa, además, en las charlas y actividades de la Catedra de Género de la Universidad de Zaragoza.

En suma, una intensa y entusiasta labor, siempre voluntaria y desinteresada, para fomentar la convivencia vecinal y mejorar las condiciones de vida de su barrio.