Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y sus hábitos de navegación. Más información en Política de cookies

Noticias

Los convocantes exigen que se investiguen las múltiples irregularidades detectadas en la gestión del CASAR

Las asociaciones y colectivos abajo firmantes convocan una CONCENTRACIÓN mañana jueves, 26 de abril, a las 19,00 horas, en la plaza de España, para exigir transparencia en la gestión de la Sanidad Pública y, en concreto, se facilite y agilice la investigación de las múltiples irregularidades detectadas por la Cámara de Cuentas de Aragón en la gestión del Consorcio Aragonés de Alta Resolución, CASAR.

Como se informó la pasada semana, la Audiencia Provincial de Zaragoza dictó un auto en el que rechazaba el sobreseimiento del caso hasta que no se pronunciara el Tribunal de Cuentas de Aragón sobre los posibles indicios de delito denunciados por las asociaciones y colectivos.

Estos colectivos habían recurrido el auto de sobreseimiento de dichas diligencias por parte del Juzgado de Instrucción Once. En este recurso alegaban que en la documentación presentada y, en particular en el Dictamen de Fiscalización de la Cámara de Cuentas de Aragón, realizado y hecho público en 2016, se aprecian indicios de posibles “ilícitos penales… de prevaricación administrativa, delitos societarios, corrupción en los negocios, tráfico de influencias y malversación de caudales públicos”.

El experimento del CASAR quebró el 31 de diciembre de 2015, después de 9 años de funcionamiento, dejando una deuda de 24 millones de euros que tendrá que ser pagada por el erario público. Pero ninguno de los gobiernos autonómicos que lo impulsaron en su momento parecen querer asumir las responsabilidades de su gestión La imposibilidad por parte de la Cámara de Cuentas de acceder a toda la información, con el fin de realizar un informe riguroso, demuestra el oscurantismo existente y a día de hoy seguimos sin saber quiénes ni por cuánto se han beneficiado.

Por todo ello, ante este caso concreto los colectivos y asociaciones demandan que se agilice la investigación, según reclama la Audiencia Provincial de Zaragoza, y que la depuración de responsabilidades a que hubiera lugar llegue hasta el final. Y en un orden más general exigen que se ponga fin de una vez a estos experimentos privatizadores, y una gestión cien por cien pública y de calidad de nuestra Sanidad.

Asociación de Vecinos La Jota, Asociación de Vecinos La Paz, Asociación de Vecinos las Fuentes, Asociación Vecinal San José, Asociación de Vecinos Venecia, Asociación de Vecinos Actur-Rey Fernando, Asociación de Vecinos Actur-Puente Santiago, Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Aragón (ADSPA), CGT-Sanidad Aragón, Confederación de Asociaciones de Vecinos de Aragón (CAVA), Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ), Izquierda Unida, Plataforma Contra la Privatización de la Sanidad de Aragón (PCPSA), Podemos.

 

En su auto rechaza el sobreseimiento definitivo a la espera de que se pronuncie el Tribunal de Cuentas de Aragón

Los colectivos denunciantes convocan una concentración el próximo jueves para exigir transparencia y que se investiguen las irregularidades detectadas por la Cámara de Cuentas de Aragón hasta el final

Según han informado en Rueda de Prensa los colectivos y asociaciones convocantes, la Audiencia Provincial de Zaragoza en respuesta al recurso de Apelación presentado el pasado 6 de febrero por dichos colectivos, ha estimado proseguir las diligencias previas de investigación sobre la gestión del Consorcio Aragonés de Alta Resolución, CASAR.

El auto de la Audiencia señala textualmente que dado que “el Tribunal de Cuentas, máximo órgano fiscalizador, aun no se ha pronunciado acerca del informe emitido por la Cámara de Cuentas, parece razonable sustituir el sobreseimiento libre… por un sobreseimiento provisional por si procediera la reapertura de las diligencias ante la posible aparición de datos de carácter incriminatorio que lo justificara. Ello acarrea la parcial estimación del recurso”.

Estos colectivos habían recurrido el auto de sobreseimiento de dichas diligencias por parte del Juzgado de Instrucción Once. En este recurso alegaban que en la documentación presentada y, en particular en el Dictamen de Fiscalización de la Cámara de Cuentas de Aragón, realizado y hecho público en 2016, se aprecian indicios de posibles “ilícitos penales… de prevaricación administrativa, delitos societarios, corrupción en los negocios, tráfico de influencias y malversación de caudales públicos”.

Para los demandantes, estos indicios e irregularidades detectadas por la Cámara de Cuentas -que, recuerdan, es un organismo o institución pública aragonesa, y neutral desde todo punto de vista- obligan a iniciar las actuaciones instructoras de cara a la averiguación de los hechos denunciados, como ha reconocido finalmente la Audiencia Provincial.

El Consorcio Sanitario de Alta Resolución, CASAR, se creó en octubre de 2006, agrupando a los hospitales de Jaca, Tarazona, Ejea, Fraga y a la Mutua MAZ. Desde el principio se puso de manifiesto que se trataba de una segregación de los servicios que debería ofrecer la Sanidad Pública a través del SALUD, con la que se estaba beneficiando a algunas empresas privadas del ámbito sanitario, y se perjudicaba a los profesionales sanitarios que quedaban excluidos de la plantilla del SALUD. Igualmente el dinero público destinado a los hospitales no siempre se traducía en la adquisición de los aparatos y materiales necesarios, y sin control administrativo adecuado.

El experimento del CASAR fracasó: quebró el 31 de diciembre de 2015, después de 9 años de funcionamiento, dejando una deuda de 24 millones de euros que tendrá que ser pagada por el erario público, es decir, por todos los aragoneses. Pero ninguno de los gobiernos autonómicos parecen querer asumir las responsabilidades de su gestión La imposibilidad por parte de la Cámara de Cuentas de acceder a toda la información, con el fin de realizar un informe riguroso, demuestra el oscurantismo existente y a día de hoy seguimos sin saber quiénes ni por cuánto se han beneficiado.

Los colectivos denunciantes se felicitan por esta decisión de la Audiencia Provincial, y se reafirman en su propósito de que la investigación y la depuración de responsabilidades a que hubiera lugar llegue hasta el final.

Recuerdan que el CASAR es un caso más de las diversas experiencias privatizadoras que se han llevado a cabo en el resto del Estado y que se han saldado con similares consecuencias, con el despilfarro de recursos públicos que tanta falta hacen para mejorar nuestra Sanidad.

Por todo ello, los colectivos y asociaciones han convocado una concentración el próximo jueves, 26 de abril, a las 19,00 horas, en la plaza de España, para demandar que se agilice la investigación que reclama la Audiencia, que se ponga fin de una vez a estos experimentos privatizadores, y una gestión cien por cien pública y de calidad de nuestra Sanidad.

Asociación de Vecinos La Jota, Asociación de Vecinos La Paz, Asociación de Vecinos las Fuentes, Asociación Vecinal San José, Asociación de Vecinos Venecia, Asociación de Vecinos Actur-Rey Fernando, Asociación de Vecinos Actur-Puente Santiago, Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Aragón (ADSPA), CGT-Sanidad Aragón, Confederación de Asociaciones de Vecinos de Aragón (CAVA), Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ), Izquierda Unida, Plataforma Contra la Privatización de la Sanidad de Aragón (PCPSA), Podemos.

MANIFIESTO DÍA MUNDIAL DE LA SALUD 2018

¡¡ Defendamos una Sanidad 100% Pública !!

La Sanidad Pública universal y de calidad ha sido la base fundamental para el desarrollo del Estado del Bienestar y es uno de los pilares fundamentales que aseguran la solidaridad y la equidad dentro de nuestra sociedad.

Todos los años desde 1950, la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra el 7 de abril el “El Día Mundial de la Salud”, este año 2018 bajo el lema “Salud para tod@s, con cobertura sanitaria universal”.

Este lema viene a reclamar que todas las personas, sobre todo las que están en una situación de mayor vulnerabilidad, no importa donde estén, tengan acceso a una atención de salud efectiva y de calidad, y que, al margen de sus dificultades financieras, sean atendidas en el momento en que lo necesiten. Pero no solo esto: la cobertura sanitaria universal significa también ofrecer todos los servicios de salud necesarios, desde la promoción y prevención de la salud física y mental, a la curación de la enfermedad y su tratamiento, a la rehabilitación y los cuidados paliativos.

En este sentido, las entidades sociales que trabajamos activamente en defensa de una sanidad pública, queremos hacer visible el estado de salud en nuestro país y en concreto en nuestra comunidad autónoma Aragón.

Sabemos que los problemas que provocan el mayor número de muertes en Aragón son las enfermedades del aparato circulatorio, los tumores, patología respiratoria, alteraciones del sistema nervioso y trastornos mentales, por no hablar de alteraciones endocrinas- como diabetes y dislipemias- y del sistema músculo esquelético.

Pues bien, muchas de estas enfermedades disminuirían haciendo una buena prevención y promoción, es decir haciendo unos buenos programas de educación en y para la salud física y mental que ayuden a la población a adoptar formas de vida saludables. Entre otras cuestiones cabe señalar:

  • Cuidar el medio ambiente de nuestros barrios y hacer de ellos un lugar donde poder vivir, sin contaminación atmosférica, de las aguas, de los alimentos y del suelo. Unos barrios sin barreras, limpios y que favorezcan el descanso.
  • Fomentar el ejercicio adaptándolo a las diferentes etapas de la vida y los condicionantes de género, dotando los barrios de lugares adecuados para poder realizarlo.
  • Fomentar hábitos alimenticios que correspondan a las necesidades de cada etapa de la vida y que tengan en cuenta diferentes opciones alimenticias y culturales.
  • Evitar el consumo de alcohol, drogas y tabaco

Por otra parte, el llamamiento de la OMS a su universalidad tiene en España y en Zaragoza una particular importancia en estos momentos que vivimos. Por un lado, se ha producido un aumento de la población migrante y refugiada, a causa de las guerras y de la pobreza generalizada en muchos países. Por otro lado, siguen creciendo las bolsas de pobreza también en nuestro país, agravadas por la crisis económica. En ambos casos, debemos destacarlo, con las mujeres, los niños y los ancianos, como sectores más perjudicados.

En este contexto, la decisión del Gobierno del PP de “Tomar medidas de urgencia para garantizar la sostenibilidad del SNS”,con el Real Decreto del año 2012, ha sido y sigue siendo un inaceptable ataque a esa Salud para tod@s que la OMS llama a defender. Este decreto ha tenido, entre otras consecuencias:

  • Que demasiadas personas han quedado excluidas actualmente de la cobertura sanitaria.
  • El aumento de los copagos farmacéuticos y otros, que han dado lugar a abandono de los tratamientos médicos por no poder pagarlos.

No nos cabe duda que este Decreto se inscribe en el intento continuado de desmantelar los sistemas públicos de saluduna política neoliberal que quiere privatizar los sistemas sanitarios públicos y que busca en ellos una oportunidad de negocio. Y sus consecuencias son que, en contra de las OMS, nuestro Sistema de Salud ni es gratuito, ni es universal, ni es para tod@s.

Por todo esto y para restablecer un Sistema Nacional de Salud PÚBLICO, DE CALIDAD Y SOLIDARIO exigimos:

1. La derogación del RD16/2012 para que se ofrezca cobertura universal a todas las personas independientemente de su situación de residencia.

2. Devolución al SNS de los centros, hospitales y servicios privatizados, así como la suspensión de los conciertos privados que encarecen nuestra sanidad, enriquecen a empresas privadas con dinero público y aumentan las llamadas listas de espera.

3. Se inicien las obras pendientes de realizar, como son los hospitales de Alcañiz y Teruel, así como de aquellos Centros de Salud pendientes.

4. Se adapten los servicios y presupuestos a las necesidades de la población, no escatimando en personal, material y servicios, teniendo en cuenta la dispersión geográfica, el envejecimiento de la población, las características diferenciadas por género y atención específica a las personas dependientes.

5. Que desde las administraciones públicas se fomente la participación real y democrática de la ciudadanía y profesionales sanitarios.

PORQUE LA SALUD ES UN DERECHO Y NO LA FUENTE PARA el NEGOCIO PRIVADO

¡¡ DEFENDAMOS LA SANIDAD 100% PÚBLICA !!

¡¡ DEFENDAMOS UNA SANIDAD PARA TOD@S Y DE CALIDAD !!

 

FIRMANTES:

Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza FABZ – Foro de Presidentes de Consejos de Salud –– CGT Sanidad – CCOO Salud Laboral - Federación de Sanidad CCOO Aragón - Asociación Defensa Sanidad Pública Aragón ADSPA - Plataforma Salud Mental Aragón - Plataforma Hepatitis C - Asociación Vía Láctea – Ecologistas en Acción Zaragoza - Cooperativa Ecológica El Bisaltico

Hoy jueves, 19 de abril, a las 11,00 horas, en la sede de la FABZ, San Vicente de Paul 26, los colectivos sociales, políticos y asociaciones vecinales que hemos emprendido acciones judiciales sobre la gestión del Consorcio Aragonés Sanitario de Alta Resolución, CASAR, ofreceremos una Rueda de Prensa sobre los trámites en curso

El Gobierno de Aragón nos ha negado en reiteradas ocasiones las cuentas públicas de la empresa sanitaria, público-privada, Consorcio Sanitario de Alta Resolución, CASAR, que agrupaba a los hospitales de Jaca, Tarazona, Ejea, Fraga y a la Mutua MAZ. El experimento del CASAR fracasó: quebró el 31 de diciembre de 2015, después de 9 años de funcionamiento.

La imposibilidad por parte de la Cámara de Cuentas de acceder a toda la información, con el fin de realizar un informe riguroso, demuestra el oscurantismo existente en la gestión de este experimento público-privado. Lo que sí ha señalado la Cámara de Cuentas en los sucesivos informes que ha realizado es un sinfín de irregularidades y de falta de información. Ello hace sospechar que ninguno de los gobiernos autonómicos, desde la fundación del Consorcio en 2006, parecen querer asumir las responsabilidades de una gestión que ha dejado una deuda de unos 24 millones de euros que tendrá que ser pagada por todas personas que viven en Aragón. Y a día de hoy seguimos sin saber quiénes ni por cuánto se han beneficiado.

Por ese motivo, los colectivos denunciantes hemos emprendido acciones judiciales ante los juzgados de Zaragoza contra los sucesivos gobiernos de Aragón y los consejeros de Sanidad correspondientes, con el fin de aclarar la gestión llevada a cabo, así como la depuración de responsabilidades de los implicados, si fuera preciso.

Del mismo modo, queremos resaltar que el CASAR es un caso más de las diversas experiencias privatizadoras que se han llevado a cabo en el resto del estado y que se han saldado con similares consecuencias.

Asociación de Vecinos Barrio de La Jota, Asociación de Vecinos Barrio de La Paz, Asociación de Vecinos Barrio de las Fuentes, Asociación de Vecinos Barrio de Torrero Venecia, Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Aragón (ADSPA), Asociación Vecinal Barrio de San José, CGT-Sanidad Aragón, Confederación de Asociaciones de Vecinos de Aragón (CAVA), Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ), Izquierda Unida, Plataforma Contra la Privatización de la Sanidad de Aragón (PCPSA), Podemos.

Comisión de Salud FABZ

Ayer, lunes, representantes de Asociaciones Vecinales y Colectivos en Defensa de la Sanidad Pública, recogimos a las puertas de los cuatro Centros de Especialidades médicas de Zaragoza, datos sobre las demoras en citaciones e intervenciones quirúrgicas que los propios usuarios y pacientes nos proporcionaban. Esta acción se enmarca en la campaña contra las Listas de Espera que dichos colectivos desarrollamos desde hace meses.

En todos los Centros hubo una gran colaboración por parte de los usuarios de la Sanidad pública que agradecían nuestro interés y que se escucharan sus quejas. Por nuestra parte, además de recoger sus datos sobre el tiempo que llevan esperando una intervención o una prueba, les animamos a presentar reclamaciones por escrito, explicando donde y como debe hacerse.

A las puertas del Grande Covián se recogieron datos de más de cien personas que sufrían demoras excesivas en citaciones. La mayoría de las quejas sobre demoras eran en traumatología, cardio y oftamología, con listas de espera de 12 a 24 meses. A la dirección de este centro no gusto nuestra presencia invitándonos a irnos en un par de ocasiones. No nos fuimos y desarrollamos nuestro trabajo sin más problemas.

En el Centro de Especialidades de San José, el Pablo Remacha, se recogieron datos de más de 50 personas. Aquí también destacaron las esperas en oftalmología, trauma, cardio y dermatología, con demoras de más de seis meses y de un año. Particularmente penoso fue el caso que explicó un paciente que estuvo dos años esperando una intervención de cardiología y, al final, tuvo que irse a la privada.

En el Ramón y Cajal, también se reunieron datos de más de 40 pacientes, destacando las esperas de trauma, más de 6 meses, oftalmología, más de un año, o las simples resonancias, con más de 7 meses. Cabe destacar una paciente que tuvo que esperar un año para una clonoscopia y luego 4 meses para que le dieran los resultados, con la consiguiente incertidumbre. Este caso, como tantos otros, demuestra la falta de gestión de las Listas de Espera: no es tanto por falta de medios que no se comuniquen los resultados a los pacientes, como por esa falta de organización y gestión.

En el nuevo Centro de Especialidades Inocencio Jiménez, en la avenida Navarra, fueron más de 60 los usuarios entrevistados. También aquí destacaron con mucho los pacientes a la espera de intervenciones de oftalmología, y en menor grado los de trauma. Como en el resto de Centros, la dirección no permitió recoger los datos en el interior. Sin embargo, esto permitió a los compañeros comprobar las dificultades de acceso al centro: para llegar desde la parada de  taxis y ambulancias los pacientes tienen que cruzar un carril bici y unas jardineras para acceder al centro, con las camillas o, muchos, en sillas de ruedas, con la consiguiente dificultad y peligro.

¿Cuánto llevas esperando? en el CE. Inocencio Jiménez

En el CE. de San José, Pablo Remacha

La Plataforma Salud Mental de Aragón, en relación con la situación de la atención a los personas con enfermedades mentales en nuestra Comunidad Autónoma, consideramos una falta grave en el compromiso de transparencia con los ciudadanos, la ausencia de información sobre las Listas de Espera en la atención a la Salud Mental, pese a reiteradas promesas y bajo excusas poco consistentes. A esta Plataforma le siguen llegando informaciones de frecuentes demoras inaceptables en algunas Unidades de Salud Mental, con el consecuente sufrimiento para pacientes y familiares.

Paradójicamente, y a falta de un análisis detallado de la realidad asistencial, se presentó un borrador de Plan de Salud Mental 2017-2021, de cuya aprobación no hemos tenido noticia oficial. Figura una larga lista de intervinientes en la elaboración del Plan, sin que ello signifique que haya habido opción a debate alguno en su confección. Además, el Plan presenta ambigüedades e indefiniciones que imposibilitan una evaluación posterior de su ejecución.

Hemos visto con agrado la asignación específica de una partida presupuestaria a la atención a la Salud Mental. No obstante, nos sorprende y preocupa que un compromiso tan importante como el del gasto plurianual previsto para las entidades concertadas –hasta el año 2021- no aparezca en el Plan de Salud Mental, sino desgajado de él, y desconociéndose las medidas de control y fiscalización de dicho gasto.

No hay noticia de previsión económica, siquiera equivalente al plan realizado con las entidades concertadas, que dé garantías de desarrollo de los servicios públicos, ni propuesta alguna de recuperación para la gestión pública de servicios actualmente externalizados, como son la mayoría de los de Rehabilitación y de atención a drogodependencias.

Asimismo consideramos que debe hacerse público el cronograma de contrataciones en 2018, con los refuerzos de plantillas previstas. y siguiendo las consignas de la propia Consejería de Sanidad, es fundamental garantizar la equidad en el acceso a recursos de calidad en la asistencia.

Particular inquietud despierta la reciente propuesta de protocolizar el tratamiento ambulatorio involuntario (TAI), cuya documentación hemos solicitado a la Consejería, y de la que ya se ha hablado en los medios.

Paralelamente, y como uno de los programas tenidos en cuenta, figura un proyecto de protocolizar la contención mecánica. Estas propuestas de “cuidar”, para aplicar mejor, las medidas coercitivas, chocan profundamente con la ausencia de previsiones de medidas “abiertas”, que faciliten el diálogo, la comunicación y el acompañamiento de las personas que sufren una enfermedad mental, junto al resto de medios técnicos precisos.

Esta Plataforma ha suscrito el Manifiesto de la Plataforma Nacional Sin Sujeciones, que promueve la reducción progresiva del uso de sujeciones y contenciones físicas y químicas “por la dignidad y los derechos de las persona, dependientes, con enfermedad mental y pacientes”.

Nos parece que el debate social, técnico y político debe darse en Aragón, igual que se ha iniciado en otros territorios, con iniciativas positivas y que garanticen los derechos de las personas. Por todo ello, la Plataforma presentará por escrito en las próximas fechas a la Consejería estas cuestiones que nos preocupan.

 

Colectivos en defensa de la Sanidad Publica estarán el próximo lunes, 12 de marzode 10 a 12 horas en las puertas de acceso a las consultas de los Centros de Especialidades de San José, Grande Covián, Delicias-Inocencio Jiménez y Ramón y Cajal, recabando información de los pacientes sobre cuánto tiempo llevan en Lista de Espera, y repartiendo la hoja que más abajo reproducimos.

La acción se enmarca en la Campaña contra las Listas de Espera que estos colectivos están desarrollando, como la realizada el pasado 23 de febrero en las puertas de los hospitales de Zaragoza.

A pesar de que se han dado algunos tímidos avances desde el comienzo de la legislatura, la situación de las Listas de Espera sigue siendo insostenible. En los últimos datos publicados por la Consejería de Salud, correspondientes a enero de 2018, hay 1.885 pacientes en nuestra Comunidad Autónoma que sufren una demora de más de seis meses para ser operados. Es de destacar que los avances que se han podido producir son porque se han derivado las intervenciones a la sanidad privada, incrementando el gasto en beneficio de las empresas, sin que suponga una verdadera solución para el problema ni una mejora de nuestra sanidad pública.

Las listas de espera tienen solución

En 2008 eran 634.000 las personas en  espera para una intervención quirúrgica en nuestro país. Casi 2 millones de personas están esperando la primera consulta con el especialista. Ya no esperamos a entrar en el quirófano, ahora esperamos que nos diagnostiquen. Se retrasa aún más la atención y, por eso, hay personas que mueren antes de recibir tratamiento. La falta de comunicación entre la Atención Primaria y la Especializada agrava la situación.

Pero estas cifras engañan. La realidad es mucho peor. El sistema falsea los datos retrasando la inclusión en la lista, bloqueando las agendas o presionando a los profesionales.

Esta crisis planificada del sistema sirve para empujar a contratar seguros privados a quien los puede pagar. Por otro lado, con los cada vez mayores convenios con la privada: se deja de invertir en la pública, se gasta mucho dinero y se obtienen escasos resultados.

En el  negocio de la salud empresas privadas y partidos políticos se amparan en la ley 15/97 para la creación del mercado sanitario. Este desmantelamiento y privatización puesto en marcha en el SNS, tan solo se frena con una respuesta por parte de todos sus afectados.

Solucionar el problema de las listas de espera podría resolverse, sencillamente, utilizando los recursos del sistema público de salud al 100%.

Proponemos:

1. Crear un turno de tarde en los hospitales, en las especialidades médicas necesarias hasta las 21h. Esto permitiría más contratación y suprimir las horas extras.

2. Prohibir los conciertos con centros privados para que los centros públicos funcionen al 100%

3. Incompatibilidad absoluta para que el personal sector público trabaje en la privada.

4. Establecer plazos y garantías para la atención, las mismas en todos los territorios del estado, independientemente del lugar de residencia, para acabar con las vergonzosas diferencias que se han agravado en los últimos 30 años.

5. Asignar un código al paciente en el momento de pedir la prueba diagnóstica o la intervención, para asegurar su entrada automática en lista de espera.

6. Democratizar el sistema. Transparencia absoluta y acceso sencillo a todos los datos de actividad, calidad, gasto y adjudicaciones del Sistema de Salud.

Más artículos...

Síguenos en Twitter

En Facebook

Sucríbete a nuestro servicio gratuito de notificación por correo, recibirás un email cuando publiquemos un nuevo artículo